7 mascarillas caseras para recuperar el cabello dañado

Foto cortesía Mayo Clinic

El aire seco, la contaminación, los tratamientos térmicos y el uso de sombreros, gorras o accesorios como pañoletas son algunas de las causas por las que nuestro cabello se reseca y comience a dañarse, quebrándose fácilmente o presentando puntas abiertas, pérdida de brillo o caída en exceso.

Es importante prestar atención a la caída del cabello ya que éste pueda afectar el cuero cabelludo o todo el cuerpo de forma permanente y en ocasiones puede conllevar a la calvicie prematura.

Por esto, consentir a tu cabello con una mascarilla hecha en casa es una excelente opción para recuperar la salud y apariencia de este, ya que puedes controlar los ingredientes y el costo, sólo tienes que poner en práctica estas recetas naturales y mantendrás un cabello hermoso e hidratado. Aquí algunas de las que recomienda Mayo Clinic:

1. Mascarilla de huevo. La yema de huevo es rica en grasas y proteínas que ayudan a hidratar el cuero cabelludo y previene la grasa. Lo único que requieres es batir un huevo y aplicarlo en el cuerpo cabelludo y el cabello, dejarlo reposar por media hora y enjuágalo con champú suave, dos o tres veces al mes.

2. Mascarilla de fresa. Además de dar un olor agradable a tu cabello, ayuda a humectar profundamente la raíz. Para prepararla sólo basta tomar algunas fresas, una yema de huevo, dos cucharaditas de aceite de oliva y mezclar todo, posteriormente debes aplicarlo durante media hora por todo el cabello y luego lavarlo.

3. Mascarilla de mayonesa. Este ingrediente hace que el cabello se vea brillante, voluminoso e hidratado. Para aplicarla solo toma una taza de mayonesa y agrega unas gotas de aceite esencial, mézclalo bien y aplícalo por tu cabello y cuero cabelludo en forma de masaje por media hora.

4. Mascarilla de aceite de oliva y aloe vera. El gel del aloe vera es uno de los mejores ingredientes naturales para la piel y el cabello. Sólo debes tomar de 4 a 5 cucharadas de pulpa de aloe vera, una de aceite de oliva y una yema de huevo; aplícala a tu cabello y déjalo actuar por media hora.

5. Mascarilla de miel y plátano. Haz una masa con un plátano maduro y mézclalo con una cucharada de miel cruda, aplica esto en tu cuero cabelludo y cabello por media hora, luego enjuaga con agua tibia. Se recomienda realizar este tratamiento una vez por semana si tu cabello es quebradizo o muy reseco, de lo contrario se recomienda hacerlo una vez al mes.

6. Mascarilla de almendras, miel y vinagre de manzana.  En tazón pequeño coloca dos cucharas de miel, una cucharada de aceite de almendras y una de vinagre de sidra de manzana, aplica la mezcla durante media hora y enjuaga con un champú suave, esto hidratará y dará brillo a tu cabello.

7. Mascarilla con vinagre y yogurt. Ideal para cabello graso y dañado, sólo bate una cucharadita de vinagre en media taza de yogurt, puedes agregarle una cucharadita de miel para mejores resultados, aplica en todo el cabello y deja reposar durante media hora antes de enjuagar. Esta mascarilla te ayudará a recuperar las puntas abiertas y los nutrientes de tu cabello.

Aparte de ello los expertos recomiendan mantener una dieta equilibrada, evitar peinados apretados como trenzas, rodetes o colas de caballo, tratar el cabello con suavidad al lavarlo y peinarlo, evitar retorcer, tirar o frotar el cabello de forma brusca y evitar tratamientos agresivos como rizadores, aceite caliente o permanentes.