Empresarios del sector automotor prevén ventas de 238.900

Foto AFP

La industria automotriz calcula que al finalizar este año va a alcanzar ventas de 238 mil vehículos nuevos. De acuerdo con los resultados de la Encuesta Trimestral de Opinión del Sector Automotor realizada por Andemos en septiembre, la percepción empresarial se recuperó, toda vez que 73% de los encuestados opinan que la situación actual de las empresas es buena, un aumento de 25 puntos porcentuales frente a la encuesta realizada en junio, y 98% cree que seguirá igual o va a mejorar en los próximos seis meses.

Consideran los empresarios consultados que gracias a que en el tercer trimestre la actividad del sector no fue víctima de bloqueos y se dio un importante avance en el programa de vacunación del coronavirus, lo que ha evitado nuevas cuarentenas, se ha permitido a las empresas intensificar su actividad con mayores pedidos y mejorar los niveles de aforo de las instalaciones.

Esta situación, combinada con las medidas adoptadas para la comercialización de vehículos como la implementación de estrategias en medios digitales, ajustes en los costos de operación, el apoyo de programas de posventa y alianzas con proveedores, entre otras, han permitido a las empresas sortear la incertidumbre de la pandemia y generar un mayor optimismo.  

A diferencia del trimestre anterior, las preocupaciones de los empresarios no están relacionadas con cuarentenas, cierres y paros, sino con los bajos inventarios (75%) como consecuencia de la escasez de microchips o semiconductores y con el aumento de la tasa de cambio (59%), que están generando mayores expectativas de aumento en los precios de vehículos nuevos y usados en Colombia.

Sectores

Los encuestados consideran que el segmento de vehículos de cero y bajas emisiones es la mayor oportunidad que ofrece el mercado de vehículos y ven al sector como dinamizador de la economía nacional y generador de empleo.

En promedio, los encuestados calculan un mejor mercado que el año pasado, con un máximo de 250 mil unidades, y para el 2022 estiman en promedio un mercado de 260.200 unidades con un máximo de 280 mil unidades.  Es decir, los encuestados no solo calculan un crecimiento del mercado del 26,5% en promedio para el 2021 sino que esperan que siga creciendo en el 2022.


Le puede interesar: FMI elevó de 5,1% a 7,6% proyección de crecimiento para el país


Oliverio García, presidente de Andemos, dice que “estamos muy complacidos con el positivismo de los empresarios arrojado por la Encuesta de Opinión de septiembre y celebramos vean al sector como motor para dinamizar la economía y generar empleos, pues coincide con los resultados del reciente estudio realizado por Andemos del sector automotor y su importancia en la economía colombiana y el cual estaremos presentando próximamente”.

Mercado premium

De otra parte, el mercado de los vehículos premium en Colombia demuestra su resiliencia y, lejos de reducir su oferta, la aumenta y va conquistando cada vez más personas que deciden disfrutar de la máquina con la que se identifican.

Este año, el segmento crece a una no despreciable tasa del 41,1% en lo corrido del 2021 y, al cierre de julio, ya se habían colocado 5.706 vehículos de alta gama en el mercado colombiano, según Andemos, teniendo en cuenta las cifras del Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT).

En ese periodo se registraron 969 unidades: BMW (306), Mercedes-Benz (260), Audi (172), Volvo (126) y Land Rover (43), con un crecimiento del 67,1% con respecto al mismo lapso del 2020.

Una marca como Mercedes-Benz ha realizado este año nueve lanzamientos, sin contar los que han hecho Audi, BMW y Land Rover, que han sido las más activas hasta ahora, incluso en estos tiempos de crisis.

Pero en el segmento de alta gama no todo es positivo. Además de la pandemia, los paros, la violencia y los bloqueos, este nicho tuvo que sumar otro factor que aún tiene en vilo el futuro cercano en muchas marcas: la crisis de las autopartes y los semiconductores.

Con la crisis sanitaria, en efecto, muchas empresas proveedoras quebraron y cerraron, al tiempo que otras tratan de sobrevivir, pero con el mínimo posible de personal y tecnología.