Desempleo en EU se mantiene en 3,7%

Foto Agence France Press

La tasa de desempleo se mantuvo estable en noviembre, a 3,7%, por tercer mes consecutivo, pero la creación de empleos fue más débil de lo esperado, según los datos publicados por el Departamento de Trabajo.

La creación de empleos cayó a 155.000 el mes pasado, después de 237.000 en octubre (revisión a la baja), un número inferior a las expectativas de los analistas, quienes esperaban 185.000 nuevos empleos.

Mientras tanto, los salarios registraron un aumento del 0,2% con respecto a octubre. Y en un año, el incremento salarial se aceleró a 3,1%, un ritmo muy superior al de la inflación.

Esta semana, sin embargo, el presidente de la Reserva Federal (FED), Jerome Powell, se mostró cauteloso sobre el reciente aumento de los salarios, y señaló que no hubo una distribución equitativa.

Los salarios

En un discurso en Washington el lunes, señaló que "aunque ha habido avances recientes en el crecimiento de los salarios, los salarios bajos han crecido muy lentamente en las últimas décadas".

En el nivel actual, la tasa de desempleo se mantuvo estable en su nivel más bajo en 48 años.

Desde noviembre de 2017, la desocupación bajó un 0,4%. Según la administración Trump, a lo largo de un año, el número de desempleados disminuyó en 641.000.

Sin embargo, en noviembre todavía había seis millones de personas sin empleo en Estados Unidos.

Más trabajadores (4,8 millones contra 4,6 millones en octubre) estaban ocupados a tiempo parcial por no poder encontrar un trabajo a tiempo completo. Y la tasa de desempleo entre la población negra (5,9%) todavía era mucho más alta que entre la blanca (3,4%), la asiática (+2,7%) y la hispana (+4,5%).

En tanto, la tasa de participación laboral se mantuvo sin cambios respecto al mes anterior en 62,9%.

Sectores

La economía de Estados Unidos, impulsada por menores impuestos y el gasto del consumidor, creció un 3,5% en el tercer trimestre.

En noviembre, fueron los sectores de servicios profesionales, de salud y de negocios los que más contrataron (32.000 nuevos empleos, respectivamente), seguidos por el sector manufacturero (+27.000), uno de los caballos de batalla de la administración de Trump, que pretende devolver el empleo industrial al país.

El sector de transporte y almacenamiento agregó 25.000 empleos, mientras que el sector de distribución creó 18.000.

El informe se está digiriendo en Wall Street. "El mercado nos está diciendo que con una tasa de desempleo del 3,7%, la presión sobre los salarios está aumentando", dijo Tom Cahill, de Ventura Wealth Management, analizando una baja en los índices del mercado de valores en las primeras horas de la jornada del viernes.

De otra parte la confianza de los consumidores estadounidenses se mantuvo sin cambios a principios de diciembre en comparación con el mes anterior, en contradicción con las expectativas negativas de los analistas, según la estimación preliminar de la Universidad de Michigan.

El índice se mantuvo en 97,5 puntos, al igual que el mes anterior, por encima del descenso a 96,8 puntos que analistas anticipaban.

"La confianza del consumidor (...) se mantiene en un nivel muy favorable desde principios de 2017", dijo Richard Curtin, economista jefe de la encuesta. "En dos años, de enero de 2017 a diciembre de 2018, el índice de los hogares ha permanecido constante por encima de los 90 puntos, con un promedio de 97,5 puntos, como es el caso de del mes de diciembre", agregó.

"Mientras el empleo y los ingresos sigan siendo fuertes, el aumento de los precios y las tasas de interés no se traducirá en recortes sustanciales en el gasto de los hogares", dijo el economista.

La tasa de desempleo se mantuvo estable en noviembre en 3,7% y los salarios subieron 0,2% contra octubre. En la comparación interanual, el crecimiento salarial se aceleró a 3,1%, muy por encima de la inflación, según los datos publicados por el Departamento de Trabajo.

El consumo de los hogares estadounidenses representa el 70% del producto interno bruto.