A comienzo de año, mitad de casos en Europa eran de ómicron

La variante ómicron del covid-19 representa en torno al 46.4% de los contagios en Europa desde el 20 de diciembre de 2021 hasta el 2 de enero de 2022, el doble que la semana anterior, según datos del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

Los países en los que ómicron se convirtió en aquellas fechas en la variante dominante (representando más del 50% de los virus secuenciados) eran Austria (89.4%), Bélgica (99.7%), Chipre (70.7%), Dinamarca (95.8%), Finlandia (99.8%), Francia (78.6%), Grecia (75.5%), Irlanda (90.6%), Liechtenstein (76.7%), Lituania (>90%), Luxemburgo (69.6%), Malta (67%), Países Bajos (87,4%), Noruega (85,7%), Portugal (77,2%), Eslovenia (67%), España (54,8%, 2021-52) y Suecia (61.5%).

Los países en los que ómicron estaba presente pero aún no era dominante son Bulgaria (10.3%), Chequia (24.4%), Estonia (12.1%), Alemania (40.2%), Hungría (43.1%), Italia (39%), Letonia (16.9%), Polonia (20.9%), Rumanía (42.1%) y Eslovaquia (13.4%).

La tasa de notificación de casos de COVID-19 a 14 días en la UE/EEE en la primera semana de 2022 fue de 2.008 por cada 100.000 habitantes (desde 227,6 hasta 5.572, según el país). La incidencia fue más elevada en las personas de 15 a 24 años (3.834 por 100.000), seguidas por las de 25 a 49 años (2.852) y las menores de 15 años (1.853).

La tasa de mortalidad por covid  14 días en esa primera semana del año fue de 49,2 por millón de habitantes (entre 10,2 y 142,7, dependiendo del país). Esta tasa de mortalidad se ha mantenido estable durante siete semanas, con tendencias crecientes en la mortalidad en nueve países.

Por su parte, los ingresos hospitalarios en Europa fue de 15.4 por cada 100.000 habitantes (entre 2,4 y 37,3, según el país) y ha aumentado durante dos semanas. En ocho países se observó una tendencia al aumento de las tasas de ingreso hospitalario. En seis países europeos, la tasa de ingresos hospitalarios fue del 50 por ciento o superior en comparación con los datos del pico pandémico del país.

La tasa de ingresos en la UCI fue de 1,9 por cada 100.000 habitantes (rango de países entre 0,5 y 8,4) y se ha mantenido estable durante seis semanas. Se observaron tendencias al alza en cuatro países. En cinco países, la tasa de ingresos en la UCI fue del 50 por ciento o superior, si se compara con los datos durante el pico pandémico del país.

Entre tanto, la región de América Latina y el Caribe, registró más de 300.000 casos diarios de covid-19 entre el 7 y el 13 de enero, un récord desde el inicio de la pandemia hace dos años, según un balance de la AFP en base a cifras oficiales.

En esta ola, Argentina acumula casi la mitad de los nuevos casos. Este viernes sumó 139.853 contagios y 96 muertes. Con 45 millones de habitantes, el país acumula 6.932.972 casos y 117.901 muertes por covid-19.

En América Latina, el promedio de nuevos contagios fue de 304.000 diarios esta semana, lo que duplica el récord alcanzado en la anterior ola, de 155.000 casos por día entre el 28 de mayo y el 3 de junio de 2021. El aumento fue de 126% con respecto a los siete días anteriores.

De otra parte se conoció que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de México autorizó para su uso de emergencia de la pastilla de la farmacéutica Pfizer en pacientes adultos con síntomas leves o moderados y con riesgo de complicaciones.

Cofepris ha destacado que son la primera agencia de regulación sanitaria de Latinoamérica en autorizar un medicamento de este tipo -que combina nirmatrelvir y ritonavir-, el cual, han subrayado, no sustituye a las vacunas y solo deberá ser utilizado bajo prescripción médica.

Por el momento, México ha confirmado más de 4,25 millones de casos de coronavirus, de los cuales 300.912 corresponden a quienes no han logrado superar la enfermedad.