Las tres C que enfrentará el Foro Económico Mundial

AFP

Del 25 al 29 de enero, los líderes mundiales se reunirán virtualmente durante una semana de conversaciones de alto nivel organizadas por el Foro Económico Mundial (WEF por su sigla en inglés).

La Agenda de Davos 2021 que tendrá por título el de "Año crucial para reconstruir la confianza" se centrará en asuntos críticos como los programas de vacunación contra el covid-19, la creación de empleo y el cambio climático.

Durante el año pasado, la pandemia del coronavirus ha devastado vidas y medios de subsistencia en todo el mundo, dejando al descubierto las desigualdades estructurales y dejando en claro la urgencia de reconstruir de manera más justa los sistemas sociales y económicos a raíz de la crisis.

Ahora, con las primeras dosis de vacuna administradas y la luz al final de este túnel oscuro a la vista, el Foro de Davos reunirá a los líderes mundiales a la vanguardia de la respuesta mundial contra el virus y sus efectos económicos, con el objetivo de desarrollar soluciones sostenibles y con visión de futuro para un mundo postcovid.

Reconstruir la confianza

A partir de este lunes a más de 1.200 líderes de empresas, gobiernos y la sociedad civil de 60 países se reunirán virtualmente para discutir el tema general de "Un año crucial para reconstruir la confianza".

El concepto de confianza social nunca ha sido más actual, como lo demuestra la reciente publicación del Edelman Trust Barometer según el cual la confianza pública se está erosionando, en parte debido al mal manejo percibido de la pandemia de coronavirus.

El profesor Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro, dice que “en el contexto de la pandemia, la necesidad de restablecer las prioridades y la urgencia de reformar los sistemas se han fortalecido en todo el mundo”.

“Reconstruir la confianza y aumentar la cooperación global son cruciales para fomentar soluciones innovadoras y audaces para detener al coronavirus e impulsar una recuperación sólida. Esta reunión será una oportunidad para que los líderes perfilen su visión y aborden los problemas más importantes de nuestro tiempo, como la necesidad de acelerar la creación de empleo y proteger el medio ambiente”.

Cada día del programa tendrá su propio enfoque en profundidad para que los participantes lo adopten, con énfasis en crear un impacto real a través de políticas concretas y con visión de futuro en 2021 así: diseño de sistemas económicos cohesivos, sostenibles y resilientes; impulsar la transformación y el crecimiento responsables de la industria; mejora de la administración de los bienes comunes mundiales, aprovechamiento de las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial y la promoción de la cooperación mundial y regional.

La Agenda de Davos también verá el lanzamiento de varias iniciativas nuevas para acelerar la carrera hacia cero emisiones netas, defender nuevos estándares para la justicia social y cerrar la brecha digital.

Asistentes clave

En las discusiones participarán jefes de estado y de gobierno, entre ellos la canciller alemana Angela Merkel, presidente de Francia Emmanuel Macron, Ursula von der Leyen presidenta de la Comisión Europea, Narendra Modi primer ministro de la India y el presidente de China Xi Jinping, entre otros.

A ellos se unirán líderes de organizaciones internacionales como Antonio Guterres, Secretario General de Naciones Unidas; Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General, Organización Mundial de la Salud; Kristalina Georgieva, directora general del Fondo Monetario Internacional; Anthony Fauci, Director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos y Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo a quienes Schwab pidió “que se concentren en reconstruir la confianza y crear un crecimiento económico más resiliente, inclusivo y sostenible”.

Asimismo, Schwab agregó que "lo que tenemos que hacer es restaurar la confianza en nuestro mundo. La confianza es necesaria para superar la crisis y tener una base para una mente orientada al futuro y construir un mundo para el mañana" y agregó que “la necesidad de restablecer las prioridades y la urgencia de reformar los sistemas se han fortalecido en todo el mundo”.

Por su parte el presidente del WEF, Borge Brende, dijo que Asia tendrá un papel importante que desempeñar en la recuperación de la economía mundial. La región representa el 50% del PIB y la población mundial, dijo.

Varios líderes clave de la región han confirmado su participación para la cumbre de Davos. Entre ellos se encuentran el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in.

Las discusiones de la próxima semana alimentarán a los grupos que trabajan en temas globales que se abordarán durante la Reunión Anual Especial que se celebrará en Singapur del 25 al 28 de mayo.

Esta reunión será la primera en persona a gran escala del mundo desde la pandemia y el foro ha reiterado su fe en las instalaciones de Singapur para albergarla y abordar cuestiones de salud y seguridad.

"Tenemos muchas ganas de reunirnos físicamente en Singapur", dijo Brende, y señaló que varios líderes gubernamentales y empresariales habían mostrado interés en venir para las reuniones.

"En Singapur tenemos que consolidar la confianza para abordar las tres C: covid, cambio climático y cooperación", dijo, y señaló que los gobiernos ya habían gastado más de 12 billones de dólares en estímulos. Esto hace que sea aún más importante tener "resultados concretos" cuando la reunión se lleve a cabo, remarcó.

Informe previo

El mundo necesita despertar a los riesgos a largo plazo, dijo el WEF en su Informe de Riesgos Globales 2021 que se lanzó esta semana.

La pandemia del covid-19 no solo ha dejado millones de muertos e infectados, sino que también ha ampliado las disparidades sanitarias, económicas y digitales de larga data, según el informe que agrega que estas disparidades cada vez mayores y la consiguiente fragmentación social podrían amenazar las economías en los próximos tres a cinco años y debilitar la estabilidad geopolítica en los próximos cinco a diez años.

El informe anual de riesgos, cuya edición de este año es la número 16, identifica y analiza los riesgos globales críticos que enfrenta el mundo. Se basa en una Encuesta de Percepción de Riesgos Globales, que es completada por más de 650 miembros de las diversas comunidades de liderazgo del WEF.

El informe señaló que el impacto inmediato de la pandemia es "severo". "La pérdida de puestos de trabajo, una brecha digital cada vez mayor, interacciones sociales interrumpidas y cambios abruptos en los mercados podrían tener consecuencias nefastas y oportunidades perdidas para gran parte de la población mundial", advirtió.

Esto tendrá ramificaciones más amplias y podría tomar la forma de malestar social, fragmentación política y tensiones geopolíticas que podrían moldear la capacidad de responder a otras amenazas en esta década, como los ataques cibernéticos, las armas de destrucción masiva y el cambio climático.

Los encuestados clasificaron el fracaso de la acción climática como el riesgo que más les preocupa, seguido de las crisis de los medios de vida y la propagación de enfermedades infecciosas.