“Llama la atención que en Buenaventura no haya coronavirus”

Foto archivo El Nuevo Siglo

Senador Motoa aseguró que las autoridades deben evaluar con lupa lo que está pasando en la Región

 

EL NUEVO SIGLO: ¿Cuál es la situación en Buenaventura?

CARLOS FERNANDO MOTOA: Existe zozobra entre las autoridades locales y de salud en el distrito de Buenaventura, pues hasta ahora no se ha registrado un solo caso de contagio y eso nos llama la atención.

Uno podría advertir que de pronto existe un subregistro por parte de los pobladores, al ser puerto, tener contacto con el Pacífico y que no tenga un solo caso. También preocupa, y esto lo digo como Senador, que Buenaventura y, en general, el Pacífico tienen unas condiciones muy precarias. El puerto, que es distrito, hoy no tiene, en la mayoría de sus barrios y sectores populares, agua las 24 horas, sobre todo los sectores más pobres. Ese es uno de los temas que abordamos, a propósito, en la sesión informal que tuvimos en la Comisión Séptima con el ministro de Vivienda Jonathan Malagón.

Pero este caso no es exclusivo de Buenaventura en el Valle del Cauca. También, se presentan casos en Buga, Palmira, Tuluá y Cali. Reitero que es muy preocupante que no haya casos en ese distrito.

El llamado a las autoridades es para que examinen si las pruebas se están haciendo de manera correcta y si tienen los insumos para hacer la evaluación de los posibles contactos y paralelamente, tener el plan de contingencia listo, con los insumos médicos, equipos, posible ampliación de camas en una ciudad que no se ha destacado por tener una buena administración de los recursos de salud y del manejo del hospital.

Hay que recordar que existen gerentes detenidos junto a alcaldes y siempre, por la mala administración de los recursos públicos.

ENS: ¿Qué hacer con este puerto entonces?

CFM: El problema es que, como fruto de la labor del puerto, los trabajadores han tenido contacto con personas del extranjero. Se tomaron ciertas medidas por parte del Gobierno nacional, pero yo creo que el tema de carga y algunos elementos necesarios de importación tendrán que gestionarse por ese puerto. No todo es carga aérea y ahí hay un llamado especial al Gobierno nacional, al Gobierno departamental, porque este puerto no solo permite la entrada importante de capitales. También puede convertirse en una calamidad social grande y difícil de controlar.

Esto lo digo porque en Buenaventura y el Pacífico colombiano es un lugar donde la infraestructura en materia de salud es precaria. Además, que el agua potable no llega las 24 horas. Algunos corregimientos tienen problemas de comunicación. Solo se hace por vía marítima. Así que cualquier inconveniente o epidemia que se focalice en esas ciudades va a ser dramático, por la sencilla razón que allí no hay elementos suficientes para atender a los enfermos.

ENS: ¿Cómo ha visto las medidas que ha tomado el Gobierno en el marco de la emergencia?

CFM: Han sido medidas necesarias. Estamos ante una situación que el mundo desconocía, que no se estaba preparado. Colombia no había tenido una crisis así, que en materia de salud no se había presentado. Tal vez algunos temas focalizados y regionales, pero no un asunto que haya tenido las consecuencias que hoy está teniendo.

El Gobierno ha tomado algunas medidas tardías, como la de cierre de terminales aéreos, que debió tomarse con mayor anticipación. Otras medidas que han sido positivas y que así lo he reconocido, como el cierre de establecimientos educativos en su momento, los apoyos económicos que se están dando a los más vulnerables, las medidas de aislamiento preventivo que tienen que tener directa relación con la cultura cívica de los colombianos, pero en este último tema aún hace mucha falta.

ENS: ¿Qué le solicitaron al Gobierno de manera puntual?

CFM: Lo que le solicitamos al Gobierno y al ministro de Salud Fernando Ruiz, desde la Comisión Séptima, es que nos den a conocer las medidas, departamento por departamento: el número de camas adicionales en cuidados intermedios e intensivos, las medidas de protección para los profesionales de la salud. En España, el 14% de los contagiados es personal médico, por eso en Colombia requerimos poner atención a este problema y cómo vamos a proteger a estas personas.

Además, hablando como vallecaucano, nos preocupa que las plantas de etanol de los ingenios azucareros en el Valle tienen un almacenamiento de 120% guardado. Eso significa que no se está poniendo en circulación todo lo que se está poniendo de etanol para oxigenar la gasolina y no se usa por la importación que viene de los Estados Unidos. Entonces, si los ingenios siguen con esa sobre producción sin ponerla en el mercado van a tener que cerrar las plantas y eso no solo afecta la producción de etanol, sino la producción de azúcar y lo más importante, de alcohol.