Ahora no tengo una respuesta de si vamos al Pacto Histórico o no: Márquez

Foto AFP

La Convención Nacional Feminista esta semana le dio su beneplácito a las precandidaturas presidenciales de la parlamentaria Ángela Robledo, quien hace parte de la Coalición de la Esperanza, y la líder étnica Francia Márquez, de quien se dice podría hacer parte de la alianza del Pacto Histórico que lidera Gustavo Petro.

Márquez explicó a EL NUEVO SIGLO cuál es su situación.

EL NUEVO SIGLO: ¿Tras su participación en la Convención Feminista quedó definido que será candidata?

FRANCIA MÁRQUEZ MINA: Así lo ratifiqué. 

ENS: ¿Qué compromiso adquirió en esta Convención con las mujeres?

FMM: El compromiso con las mujeres de Colombia, con las mamás, con las que trabajan como empleadas domésticas, con las que labran la tierra, que producen alimentos para este país, con las mujeres que se esfuerzan todos los días porque Colombia sea un mejor lugar, es asumir la necesidad de ser poder y ocupar el Estado y ponerlo al servicio de la vida, al servicio de la justicia de género, de la justicia racial, de la justicia ecológica.

Es el compromiso de cerrar las brechas de inequidad y de empobrecimiento que viven las mayorías, es el compromiso de trabajar con hombres y con mujeres, hombres que estén dispuestos a reconocer que el patriarcalismo y el machismo nos han hecho daño y que el feminismo es una necesidad hoy para dignificar la política en este país, para impregnar de amor maternal y el cuidado la política en nuestro país.

ENS: La Convención Feminista mostró beneplácito por su candidatura y la de Ángela Robledo, ¿en ese ámbito se habló sobre la posibilidad de que las organizaciones de mujeres en conjunto apoyen a una de las dos aspirantes, y de ser así, cómo se definiría a quién? 

FMM: Lo que se definió es que ambas candidaturas hoy son apoyadas por movimientos feministas y que Ángela María en su camino o Francia Márquez en el camino del Soy Porque Somos, podamos llegar al poder y que cualquiera de nosotras que llegue al poder esté dispuesta a parir una política que se pone al servicio de la vida, esté dispuesta a asumir parar la guerra y la violencia que sigue cobrando la vida de líderes sociales, de comunidades, que sigue desterrando mucha gente de sus territorios.

ENS: Usted ha tenido acercamientos con la coalición del Pacto Histórico, ¿cómo se han dado?

FMM: Creo que la forma en cómo nos hemos encontrado es lo de menos, lo importante es que se basa en términos de una juntanza, no solamente con los líderes y lideresas que están promoviendo el Pacto Histórico, sino una juntanza en términos de país. Necesitamos que hoy el país se junte, se una en una sola voz, y es la voz de pasar la página de la violencia, es la voz de cerrar las brechas de inequidad, es la voz de parar las injusticias patriarcales de género, étnicas, raciales que hemos vivido y es la voz de pensar una economía puesta al servicio de la vida y no a costa de la vida misma.

ENS: ¿Analiza sumarse al Pacto Histórico y disputar la candidatura con Gustavo Petro, o los acercamientos con esta coalición en nada comprometen la aspiración como independiente que en un principio usted anunció? 

FMM: El camino que debamos tomar lo vamos a decidir colectivamente desde Soy Porque Somos, y en el momento que tomemos la decisión este país lo va a saber. Ahora lo que hemos decidido es que vamos a seguir impulsando nuestra candidatura y nuestra apuesta desde los territorios con la gente, con los jóvenes, que son un valor fundamental en este camino que estamos haciendo.

Con ellos vamos a llenar de esperanzas para silenciar el miedo, y es desde ahí que vamos a ir tejiendo. La juntanza partidista, con las coaliciones, es un camino que se definirá colectivamente, pero que ahora no tengo una respuesta clara en términos de si vamos al Pacto Histórico o no.

ENS: Al abanico de candidatas eventualmente se podría sumar Marta Lucía Ramírez, que aún cuenta con unos días para renunciar a la Vicepresidencia, ¿cuál es su opinión si ella aspira en los comicios del 2022? 

FMM: Ella como cualquier colombiano está en todo su derecho de impulsar una candidatura presidencial, Colombia tomará la decisión si fortalece una candidatura que siga reproduciendo la política de la muerte, que siga reproduciendo el patriarcado y la violencia, o si toma esta vez una decisión histórica de parir una política para la vida.