Atentado a la Brigada 30 "es atribuible al Eln": Ejército

Foto Mindefensa

Cuatro líneas de acción urgente y las primeras decisiones administrativas adoptó el alto mando militar tras el atentado terrorista con un carro-bomba detonado dentro de las instalaciones de la Brigada 30 del Ejército Nacional con sede en Cúcuta.

Tras un consejo de seguridad que dirigió el ministro de la Defensa Nacional, Diego Molano Aponte, y el Comandante General de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, con presencia también del fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, se revelaron las primeras pistas sobre los autores del atentado.

Al respecto, el fiscal General reveló que a las 12:35 p.m. del pasado martes 15 de junio una persona ingresó con una camioneta Toyota, de color blanco, por la guardia principal de la Brigada 30 y se estacionó frente al dispensario. 

Al parecer, señaló el funcionario, no se habrían cumplido los protocolos de seguridad relacionados con el ingreso de los vehículos a la unidad militar. “Se descarta, en esa verificación que hemos realizado, que el conductor se haya identificado como funcionario de la Fiscalía General de la Nación o de cualquier otra entidad pública”, precisó.

De hecho, las primeras versiones tras el atentado indican que dos personas ingresaron con el vehículo y no se identificaron a la entrada de la guarnición militar.

Según el Fiscal, “el material de prueba da cuenta de que, a las 2:45 p.m., el automotor fue ubicado a pocos metros de las instalaciones de la Estructura de Apoyo (EDA) Catatumbo de la Fiscalía General de la Nación. Posteriormente, a las 2:50 p.m., el conductor salió de la sede militar”. 



La investigación indica que la primera detonación se presentó a las 3:01 p.m., y cuatro minutos después sucedió la segunda. El ente de investigación informó también que se continúa con el peritaje técnico para establecer el tipo de explosivo utilizado y tener certeza sobre la cantidad que se usó. Por ahora, se han encontrado más de 2.000 metros de cordón detonante. 

Igualmente, Barbosa Delgado añadió que ya fue identificado el origen de la camioneta acondicionada con explosivos. Fue comprada mediante una negociación realizada en Bogotá y Cúcuta entre el 29 de mayo y el 4 de junio del año en curso. Al parecer, por el vehículo pagaron $120’000.000 que fueron entregados, a través de domiciliarios, en dos momentos distintos. El vendedor fue ubicado, dijo el Fiscal. 

Todo apunta al ELN

Y sobre los autores del hecho, el Fiscal General explicó que “existe una hipótesis muy importante” que apunta al grupo armado ilegal Eln, pero no se descartan otras, entre ellas la participación de la ‘Nueva Marquetalia’ que lideran desde territorio venezolano alias ‘Iván Márquez’ y alias ‘el Paisa’, o las disidencias del frente 33 de las Farc que operan en la región de El Catatumbo.

“Tenemos todo el equipo técnico en el terreno en un trabajo conjunto con la Policía, el Ejército y todos los organismos de inteligencia del país”, concluyó el Fiscal.

En la zona está trabajando un equipo integrado por dos fiscales especializados de crimen organizado, 21 investigadores expertos de la Dijin, Sijin y CTI para la recolección de elementos materiales probatorios y evidencia física.

Por su parte, el general Navarro reiteró que el atentado “es atribuible” al frente de guerra urbano nacional del Eln a cargo de alias ‘Julián’ o ‘el Rolo’, quien a su vez recibe órdenes de alias ‘Antonio García’, considerado el jefe militar del Eln y de quien se dice estaría en territorio venezolano.

El oficial, sin embargo, no descarta que en el atentado terrorista hayan participado las disidencias del frente 33 de las desmovilizadas Farc.

Primeras decisiones

El Comandante General de las Fuerzas Militares, así mismo, reveló se adoptaron las primeras decisiones administrativas luego del atentado en la Brigada 30, y anunció cuatro líneas de acción urgente.

“De acuerdo con las instrucciones dadas por el Presidente de la República, desde anoche (martes) se vienen ejecutando dispositivos especiales de seguridad en la zona de frontera en donde se busca garantizar la tranquilidad de la población y combatir el narcotráfico en donde hay vínculos de distintos grupos armados”, dijo el oficial.

Navarro anunció, en segundo lugar, una “colaboración absoluta” con la Fiscalía General para avanzar en las investigaciones, lo mismo que en la investigación disciplinaria que estará a cargo de la Brigada 30.

Como tercera línea de acción informó que se tomaron las primeras decisiones de fondo: el relevo de sus cargos de siete oficiales: un Teniente Coronel, Mayor, y cuatro suboficiales.

“El Comandante del Ejército tomará las siguientes decisiones propias de su autonomía mediante las cuales relevará de sus cargos a los servicios de la guardia, al oficial de operaciones, al Ejecutivo y Segundo Comandante y al Comandante del Batallón de Apoyo de Servicios para el Combate número 30”, explicó.

La cuarta línea de acción se relaciona con acciones de mejora a cargo de la Inspección del Ejército cuando finalice la labor de inspección. “Se va a fortalecer inteligencia preventiva; medidas de contrainteligencia para protección de personal, material y documentos, control de ingreso a guarniciones en todo el país; y mejorar la infraestructura y tecnología para ingresar a los cuarteles en todo el país”, dijo.

Por su parte, el ministro de Defensa ratificó la recompensa de $500 millones por información que permita la captura de los autores intelectuales y materiales del atentado con carro bomba en la Brigada 30. 

“Los ciudadanos podrán comunicar esa información a los teléfonos 3144359835 o al 3213944567. Desde anoche (martes) se activaron los operativos en la zona metropolitana y en la frontera”, señaló.

Molano Aponte también dijo que el llamado ‘comando central’ del Eln tiene responsabilidad en el atentado. “El comando central del Eln también tiene participación en este hecho, son terroristas y no pueden estar posando de gestores en el extranjero mientras cometen actos terroristas contra nuestros soldados y colombianos”, afirmó.

Además, recordó que siguiendo las instrucciones del presidente Duque “se activaron los refuerzos en Cúcuta, el área metropolitana y la zona de frontera con asistencia militar para garantizar la seguridad”.

Respecto de los heridos, el Ministro dijo que son 36 uniformados, de los cuales uno se encuentra en UCI, dos fueron intervenidas quirúrgicamente y ya están fuera de peligro y en recuperación, y los demás serán dados de alta en las próximas horas.

“Afortunadamente ninguno de los miembros del grupo de asesores estadounidenses resultó afectado de manera grave, son dos heridas leves”, explicó al referirse a los militares extranjeros que prestan servicio de capacitación y asesoría en la Brigada 30.