El dólar continuó debilitándose

Foto archivo Anadolu

POR SEGUNDO día consecutivo retrocedió ayer la divisa estadounidense, que mantiene así una tendencia ambivalente, ya que no logra estabilizarse en una franja de cotización y, por el contrario, presenta altibajos muy marcados.

Por ejemplo, tras perder alrededor de $21 el martes (pese a que el lunes se había recuperado), la jornada de ayer comenzó con una Tasa Representativa del Mercado de $3.264,98, pero de inmediato comenzó a negociarse por debajo de ese precio.

Al cierre del mercado la divisa se cotizó en promedio en $3.248,91 e incluso alcanzó a negociarse por debajo de los $3.240. Es decir que al final retrocedió más de $16, con lo que en apenas dos días el dólar acumuló pérdidas por casi $40.

Hay que aclarar que el mercado cerró cuando todavía se estaba anunciando en Estados Unidos la decisión de la Reserva Federal de dejar intactas sus tasas de interés para este mes pero abriendo la posibilidad de que en julio se puedan reducir.

Así las cosas, solo en la jornada de hoy se conocerá cuál será el impacto de la decisión de la Reserva Federal. Para algunos analistas es posible que la divisa tienda a recuperarse ya que se retiró ese elemento de incertidumbre que tenía en completa expectativa a todos los mercados del mundo.

De otro lado, ayer el petróleo cedió levemente pese a que Estados Unidos dio cuenta de menores stocks y la OPEP y sus aliados fijaron la fecha de una reunión para examinar la futura producción.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en agostó terminó a 61,82 dólares tras perder 32 centavos mientras que el Nueva York el crudo WTI para julio bajó 14 centavos 53,76 dólares.

La explosión alcista del martes fue seguida de una sesión más calma pese a un efímero aumento luego que Estados Unidos informara que sus existencias comerciales de crudo y derivado bajaron, y también dio cuenta de una leve caída de producción que se mantiene en niveles históricamente altos.

Antes las transacciones estaban marcadas por el anuncio de que la OPEP y sus aliados se reunirán el 1 y el 2 de julio en Viena para examinar las cuotas de producción.

La reunión estaba prevista para el martes 25 pero fue reprogramada tras varias de discusiones que ayudaron a subir los precios