Caleidoscopio

Foto archivo

El senador Gómez sufrió un infarto

A través de un comunicado, el equipo del senador Juan Diego Gómez, del Partido Conservador, informó ayer que el miércoles por la tarde el legislador tuvo que ser ingresado a la Clínica Central Fundadores de Medellín, tras presentar un dolor en el pecho y fatiga. “Luego que se le realizaran los exámenes correspondientes, se determinó que el Congresista debía ser intervenido de urgencia como consecuencia de un infarto”, señaló el comunicado, agregando que “el senador Gómez tuvo que permanecer en cuidados intensivos durante la noche de este miércoles, pero se encuentra bien, estable y bajo todos los cuidados médicos”. Desde el entorno de Gómez se precisó que “el pronóstico dado por el centro asistencial es favorable”, que “el Congresista ya se encuentra en proceso de recuperación” y que ayer sería “trasladado a su casa en donde continuará con todos los cuidados a cargo de su familia”.

 

Confusión en atención al coronavirus

En México, “la reacción ante el coronavirus ha sido mucho más social que de gobierno”, le dijo a EL NUEVO SIGLO el editor general de noticias del periódico El Heraldo de la capital azteca. José Carreño, quien señaló cómo apenas la semana pasada “el Consejo de Salubridad General aceptó que el coronavirus es una enfermedad grave y de atención prioritaria”. Sin embargo, anotó que, “todavía hay mucha confusión y contradicciones respecto a qué hospitales y laboratorios pueden hacer exámenes individuales de coronavirus”, indicando esto, el Gobierno pidió entonces convocar un plan “de asistencia militar a la población civil en caso de desastres. Pero esto se aplica normalmente en caso de huracanes, inundaciones o terremotos y tiene un alcance relativamente limitado”.

 

Comunicadores aztecas en teletrabajo

Carreño relató que “los periódicos están trabajando con limitaciones sanitarias”, agregando que “en algunos casos han adoptado una estrategia de mantener parte del trabajo de sus redacciones fuera de sus instalaciones y cada quien desde su casa. En otros casos, como en el nuestro, es remoto por completo y tratando de minimizar el contacto humano y el riesgo de contagio”.