Déficit comercial llegó a US$7.805,3 millones en 11 meses

Foto archivo AFP

 

El saldo en rojo en el intercambio comercial del país llegó a US$7.805,3 millones entre enero y septiembre de este año, de acuerdo con el reporte del DANE. Según el informe, el debilitamiento de las exportaciones en medio de la consolidación de las importaciones aumenta el déficit comercial en el tercer trimestre.

Señala que una fuerte disminución de las exportaciones impulsadas por los productos básicos, junto con el continuo crecimiento de las importaciones está llevando a una ampliación del déficit comercial.

En el mismo periodo 2018 se presentó un resultado negativo de US$4.358,7 millones. Asimismo en septiembre se registró un déficit comercial de US$916 millones (-US$356 millones el año pasado), mayor que el consenso del mercado de US$830 millones y las expectativas de US$730 millones.

Como resultado, el déficit comercial en el tercer trimestre llegó a US$3.400 millones, más del doble del déficit en el tercer trimestre de 2018. Las importaciones crecieron un 5,1% interanual en el periodo, acelerándose desde el 2,5% registrado en el segundo trimestre de este año, impulsadas por bienes de consumo duraderos, mientras que las importaciones manufactureras intermedias fueron el principal lastre.

Exportaciones

Por su parte, las exportaciones totales cayeron 11,5% en el tercer trimestre de 2019 (contracción del 1,2% en el segundo trimestre), lastradas por las exportaciones de carbón y las ventas de petróleo. En el futuro, la demanda interna aún robusta en medio de la débil actividad global sugiere que el déficit en cuenta corriente seguirá siendo amplio. Vemos un déficit de 4,5% del PIB este año y 4,3% para 2020 (desde 3,9% en 2018).

Para el profesor de economía de la Universidad Nacional, Raúl Ávila, el problema sigue siendo que “Colombia falla en la tarea de diversificar y crecer en la venta de manufactura y elementos procesados”.

A esto, según Ávila, se le suma el hecho de que el consumo interno crezca y “requiera cada vez más de materia prima importada”; algo en lo que concuerda Luis Fernando Ramírez, vicerrector de investigaciones de la Universidad de La Salle, quien agrega que “los empresarios, en vez de enfrentarse a la incertidumbre comercial, prefieren abastecer la demanda local”.

En un informe anterior de este medio se destacaba que si a última hora no disminuyen las importaciones, Colombia registrará el mayor déficit comercial de los últimos años que podría alcanzar los US$11.500 millones. De acuerdo con un informe del Bancolombia, el déficit comercial del presente año experimentará un deterioro significativo, debido a la reducción estimada en el valor de las exportaciones.

Tal resultado se ha configurado en un contexto de desaceleración de la demanda global, contracción en el comercio internacional y menores cotizaciones de las materias primas.

Señala el informe que en los últimos meses estos comportamientos se han acentuado, lo que ha llevado a un deterioro creciente tanto de las exportaciones tradicionales como de las no tradicionales. Entre tanto, los incentivos tributarios a la inversión, la demanda de insumos para la producción interna y la sólida dinámica del consumo privado han impulsado el crecimiento de las importaciones, a pesar de la depreciación del peso.

Como resultado, el déficit comercial superará este año los US$11.500 millones, y se ampliará en US$1.700 millones adicionales en 2020. Indica el reporte que la reducción en las ventas al exterior de petróleo lastrará el desempeño de las exportaciones tradicionales el próximo año. Pese a que el valor exportado de café, carbón y ferroníquel crecerá el próximo año cerca de 10%, el estancamiento en el valor de las exportaciones de crudo llevará a que el crecimiento de este grupo sea de 3,2%. En cualquier caso, esta sería una variación superior a la proyectada para 2019.