Así fue el atentado que enlutó al país

Foto El Nuevo Siglo.

En un hecho sin precedentes en la historia del conflicto armado en Colombia, pasadas las 9:30 de la mañana de ayer se registró un atentado terrorista con un carrobomba conducido al parecer por un suicida que ingresó de forma violenta a la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander, dejando como saldo parcial la muerte de 21 personas, y heridas de consideración a más de 68.

Es la primera vez que se presenta una acción terrorista de este tipo, por ello son varias las hipótesis que se manejan sobre los móviles y autores intelectuales del atentado.

Diversas versiones coinciden en la hora mencionada en la que el suicida llegó a la portería de la Escuela General Santander y cuando los perros antiexplosivos detectaron la carga -80 kilos de pentolita, según la Fiscalía-, aceleró la camioneta, atropelló al guardia de turno quien murió en el acto, ingresó a gran velocidad y se estrelló. Ahí ocurrió la explosión.

El terrorista y tres policías más que lo perseguían también murieron en el lugar.

De inmediato, el caos de apoderó del sitio del suceso y sus alrededores, pues minutos antes había terminado una ceremonia interna de la Escuela de Cadetes. La detonación afectó varias de las instalaciones de formación policial y viviendas cercanas.

“Yo iba caminando por la acera de enfrente de la General Santander cuando escuché la explosión: quedé muy aturdido, vi cómo los carros que pasaban por la Autopista Sur se desestabilizaron, los vidrios se rompieron y todos los muchachos (policías) corrían para un lado y para otro gritando, pidiendo ayuda para sus compañeros heridos”, narró un testigo.

El tráfico colapsó varios minutos, decenas de personas comenzaron a llegar a preguntar por la suerte de sus familiares, luego comenzaron a llegar varias ambulancias, dos máquinas de bomberos y varios vehículos de organismos de socorro para atender la situación.

De inmediato, se activaron todos los protocolos de seguridad y de atención humanitaria, los hospitales del Distrito se declararon en alerta naranja y el Banco de Sangre hizo un llamado a los donantes.

Mientras un helicóptero Black Howk artillado sobrevoló la zona, el Ministerio de Defensa ordenó el acuartelamiento en primer grado en todas las instalaciones militares y policiales del país.

El presidente Iván Duque, que se encontraba en Quibdó (Chocó), donde presidiría un consejo de seguridad, regresó de inmediato a la capital del país con el Ministro de Defensa y la Cúpula Militar y Policial.

Pasada la 1 de la tarde, y luego del trabajo del Cuerpo Técnico de la Fiscalía, el general Silverio Suárez, director de Bienestar Social de la Policía Nacional autorizó el ingreso de decenas de familiares de los cadetes, oficiales y empleados de la Escuela General Santander.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, admitió que un atentado de estas características “no tiene antecedentes en la ciudad”, a pesar de que “tenemos un trabajo de inteligencia muy sofisticado”.

Mientras, en otro sitio de la guarnición el presidente Duque encabezó un consejo extraordinario de seguridad al que asistieron el Procurador General, el Fiscal General, el Consejero Presidencial para los Derechos Humanos, la Vicepresidenta de la República y el Alcalde Mayor de Bogotá, entre otros altos funcionarios.

 

El suicida

Al término del consejo de seguridad, el fiscal general Néstor Humberto Martínez reveló los primeros indicios de los posibles autores del atentado. Dijo que el autor material fue identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez, quien murió al activar el explosivo. Esta persona ingresó a la Escuela General a las 9:30 a.m. en una camioneta gris Nissan Patrol modelo 1993 de matrícula LAF-565, y según los registros de tránsito en la ciudad de Arauca tuvo la última revisión técnico-mecánica el 27 julio 2018.

“Nuestros explosivistas nos dieron un primer reporte: este vehículo estaba cargado con 80 kilos de pentolita”, señaló el Fiscal, agregando además que en las próximas horas se tendrá más información.

EL NUEVO SIGLO conoció que Rojas nació el 13 de mayo de 1962, en Puerto Boyacá, y residía en el municipio de Cubará, Boyacá.

Según trascendió, el vehículo fue comprado por Rojas Rodríguez en junio del año pasado, y al parecer el atentado fue planeado con tres meses de anticipación.

De acuerdo con un trino del periodista Herbin Hoyos, conocedor del conflicto armado, “el terrorista suicida” habría estado “en el frente 10 y luego en el frente 45 de las Farc con Grannobles. Es un disidente que según mi fuente estaba delinquiendo desde Arauca en alianza también para el Eln”.

 

Los últimos atentados

En los últimos dos años, la Capital del país ha sido blanco de varios atentados terroristas, algunos atribuidos a células urbanas del Eln, y otros aún en investigación por parte de las autoridades.

Algunos de estos atentados son:

-  20 de abril de 2016, Cafesalud, Calle 109 con Autopista Norte, no hubo víctimas. El mismo día estalló otro artefacto en la sede de Cafesalud de la Carrera 85 con Calle 52.

- 19 de octubre de 2016, zona rural de El Mochuelo en Ciudad Bolívar, derribamiento de una torre de energía. Ese día estalló otro artefacto en Mondoñedo (vía a Girardot).

- 28 de diciembre de 2016, subestación eléctrica de Torca, murió un auxiliar bachiller.

- 18 de enero de 2017, petardo en un apartamento del edificio ubicado en la Carrera 7 con Calle 34, solo daños materiales.

- 10 de febrero de 2017, un petardo afectó un restaurante ubicado en la Calle 49 con Carrera 16, solo daños materiales.

- El 18 de febrero de 2017, estalló otro artefacto en el mismo restaurante.

- 19 de febrero de 2017, estación de policía de la Calle 27 con Carrera 5, murió un policía.

- 17 de junio de 2017, centro comercial Andino, tres mujeres murieron y ocho más resultaron heridas.

 

 

Más sobre el atentado