UNA FUSIÓN DE TRADICIÓN Y CONTEMPORANEIDAD
Mestizo: los sonidos colombo-británicos que renuevan el jazz

Foto Nano Carulla

Ante la innegable herencia de las tradiciones musicales en la industria actual surge Mestizo, un grupo de 11 músicos colombianos y 10 del Reino Unido que se unieron para mostrarle al mundo un nuevo sonido local internacional que transita por sus raíces diaspóricas, concibiendo una propuesta en la que se combina desde el género de la electrónica grime hasta la inquietante melodía que emiten las gaitas.

Hoy, a través de las bondades de la virtualidad, este grupo colombo-británico llegará a escenarios internacionales, agitando las banderas de estas dos partes opuestas del mundo a través de música alternativa en el Festival de la Línea de Londres.

Encuentro de culturas

La creación de esta agrupación se remonta al 2009-10, cuando el instituto cultural del Reino Unido, British Council, lanzó el programa homónimo en el que fomenta elaboraciones musicales entre artistas, productores y festivales del Reino Unido con Colombia.

“Este programa nace de un trabajo que se construye a partir del legado de las relaciones entre Reino Unido y Colombia a nivel musical, como lo que han hecho productores británicos como Richard Blair y Quantic con una serie de músicos colombianos, como Mario Galeano, Chongo y Eka, referentes de la nueva música independiente en el país y también en el caso de Quantic, sus exploraciones con Nidia Góngora. Todo esto para seguir creando un espacio para que los ritmos de Reino Unido y los sonidos tanto tradicionales como contemporáneos de Colombia, puedan encontrarse y generar nuevas posibilidades y desarrollos”, le dijo a EL NUEVO SIGLO Luis González, gerente de artes del British Council.

Bajo esa misión entre el 2018 y 2019, para el programa se vivió un nuevo encuentro entre estas dos culturas con la invitación que el instituto le hizo a Nubya García, Theon Cross y Steam Down, quienes hacían parte de un grupo de artistas que llegaron al país a participar en Jazz al Parque de ese año.


Le puede interesar: La Filarmónica inicia el mes de las madres a son colombiano


Estos artistas, que hacen parte de “la nueva escena del jazz de Londres, marcada por un encuentro entre las músicas afrocaribeñas y África occidental, la cual ha generado todo un movimiento y también puede entenderse como una música que tiene otras características, y que se alimenta muchísimo de otras sonoridades, de otras influencias culturales”, llegaron a Mestizo para desarrollar colaboraciones musicales con talentos colombianos.

Para este intercambio de culturas, se eligieron cerca de 80 artistas colombianos. Esta lista después fue curada por Simón Calle y Santiago Gardeazabal, quienes redujeron esta selección a 12 personas.

Así este grupo colombiano, dirigido por el mexicano Daniel Michel hizo una colaboración con 11 aristas británicos, bajo la batuta de Wayne Francis. Lo que representó para Luis González “una bomba musical. Fue un encuentro nuclear, en el que ellos tenían jornadas de tocar juntos hasta 12 horas seguidas. Era una locura y hasta teníamos que detenerlos porque sentían una emoción tan grande y tanta cercanía, fluidez y contacto que parecía como si se hubieran conocido desde antes, como muchos de ellos lo decían”.

Fue como se enhebró una “hermandad y una comunión musical” llamada Mestizo, que con su diversidad de ritmos, entre el hip hop, el jazz con influencias afrocaribeñas, la cumbia, el sonido de las gaitas y de las percusiones tradicionales tanto del Caribe y el Pacífico colombianos, se forjó como testigo de la unión de herencias culturales.

Por su parte, Daniel Michel recuerda este primer encuentro como una conexión sorpresiva, ya que no se esperaba que los músicos británicos tuvieran tanto en común con el grupo de artistas colombianos que en ese momento le propusieron dirigir.

“Lo sorprendente en este caso es que nosotros no esperábamos que esta nueva ola del jazz londinense tuviera que ver con toda esta escena independiente que está ocurriendo principalmente en Bogotá. Conforme fue desarrollándose el proyecto, nos dimos cuenta que había muchos puntos en común, como que en una primera instancia algunos músicos británicos tuvieran descendencia caribeña. Teníamos esa empatía por la música caribeña y todos teníamos un gusto por el afrobeat, su estructura, la improvisación y un montón de cosas que nos unieron más. Al final, hoy estamos muy sincronizados, por lo menos en una forma conceptual de ver la música”, le expresó el artista mexicano a este Diario.


Además lea: Regresa ‘Grita’ para músicos bogotanos y otras breves


Nuevos escenarios

La pandemia, al igual que para muchos, fue un fenómeno inesperado que les robó la oportunidad de vibrar en vivo y en directo con su público a través de su actuación, ya que la agrupación se iba a presentar en el Festival de La Línea en Londres, con motivo de la celebración de los 20 años del evento, donde por primera vez se lanzarían en un escenario internacional, lo cual se canceló debido a las restricciones para evitar la propagación del virus.  

Pero esto no fue suficiente para apagar este sueño de la agrupación, pues gracias a las herramientas tecnológicas, el Festival se realizará en formato virtual, donde ciudadanos de todas partes del mundo podrán conocer este domingo, en la plataforma dice.fm, este nuevo sonido colombo-británico.  

En este evento londinense se podrá escuchar puyas, cumbias, que encajan con los sonidos del jazz y el hip hop a través de 10 comisiones que grabó este grupo de músicos, conformado por talentos desde los 20 hasta los 45 años.

Con las esperanzas puestas en que la pandemia baje su ritmo, Mestizo anhela tocar en vivo y entre sus planes está inmortalizar esta unión de culturas con la grabación de su primer álbum. “El paso que sigue es hacer un disco, eso es lo que se ve venir. Tenemos muchas ganas de que cuando se abra la posibilidad de tocar en vivo, hagamos una gira para poder compartir en Colombia estas composiciones y trabajos que estamos haciendo”, señala Daniel.

Así mismo, el programa que dio origen a este grupo continuará fortaleciendo este tipo de encuentros e intercambios culturales de la mano del British Council: “Este proyecto no acaba con este grupo de músicos porque ya están surgiendo algunas posibilidades para llevar este proyecto a otras instancias. Pero también Mestizo se convierte en una plataforma para generar esas colaboraciones artísticas musicales que esperamos seguir fomentando, desarrollando y dándole nuevas oportunidades a otros músicos, productores e inclusive seguir trabajando con los festivales aliados que hemos tenido hasta ahora, pero sin descartar también nuevas alianzas. Eso es Mestizo”, comentó Luis.