Primera condena por escándalo de coimas para entrar a la U

Foto twitter

Un alto cargo en el departamento de deportes de la Universidad californiana de Stanford, inculpado en el escándalo de coimas a cambio de la admisión universitaria de hijos de familias ricas, fue condenado el miércoles a dos años de libertad condicional, primera sentencia clemente en un caso que sacude al jetset estadounidense.

John Vandemoer, de 41 años y exresponsable de los equipos de vela de Stanford, se declaró culpable en marzo de haber aceptado 610.000 dólares a cambio de recomendar a estudiantes de secundaria para el equipo, aunque no eran buenos reclutamientos, para facilitar así su ingreso a la famosa universidad.

La jueza federal de Boston Rya Zobel lo condenó a dos años de libertad condicional -los primeros seis meses en su residencia- y una multa de 10.000 dólares.

El fiscal de Massachusetts (noreste), que coordina todas las demandas ligadas al escándalo, había pedido 13 meses de prisión.

"Vamos a seguir pidiendo sentencias importantes en estos casos", advirtió el fiscal de Massachusetts, Andrew Lelling, en un comunicado.

Vandemoer es el primero en conocer su sentencia en este caso.

A mediados de marzo, 50 personas fueron inculpadas en el escándalo de coimas para garantizar la admisión a prestigiosas universidades, entre ellas 33 padres adinerados, "un catálogo de riqueza y privilegio", administradores de exámenes de admisión universitaria y entrenadores deportivos.

El jefe del esquema, William Rick Singer, llegó a cobrar hasta 6,5 millones de dólares para garantizar una admisión, a través de trampas en los exámenes o sobornos a entrenadores para reclutar estudiantes sin habilidades deportivas.

Hasta el momento un total de 22 acusados se han declarado culpables y por ende no irán a juicio.

Entre estos figura la famosa actriz Felicity Huffman, de "Desperate Housewives", que se declaró culpable en mayo y será sentenciada el 13 de septiembre.

También acusados, la actriz Lori Loughlin, de "Full House" (Tres por tres), y su marido se declararon no culpables, y su juicio comenzará recién en varios meses.

Singer, cuya sentencia se conocerá el 19 de septiembre, habría recibido en total unos 25 millones de dólares de varios padres deseosos de ver a sus hijos en universidades prestigiosas como Yale, Georgetown, Stanford o la UCLA.

Una familia china le pagó 6,5 millones de dólares para que su hija entrase a Stanford, con el apoyo de Vandemoer, y otra familia china le pagó 1,2 millones para que su hija fuese aceptada en Yale, según varios medios estadounidenses.