Irán emite orden de arresto contra Trump por muerte de Soleimani

AFP

La Fiscalía de Irán ha emitido una orden de arresto contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por la muerte de Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, en un bombardeo ejecutado en enero en el aeropuerto de Bagdad capital de Irak.

El fiscal de Teherán, Alí Qasimehr, ha detallado que han sido emitidas órdenes de arresto contra 36 personas, entre ellas Trump, por su papel en la muerte de Soleimani. Así mismo ha señalado que entre las personas buscadas figuran "cargos políticos y militares de los Estados Unidos y otros gobiernos".

Qasimehr ha resaltado que las órdenes de arresto han sido enviadas a la Interpol y ha agregado que entre los cargos que pesan contra los afectados figuran "asesinato" y "acto terrorista", según ha informado la agencia iraní de noticias Mehr.

El fiscal iraní ha afirmado que "la autoridad judicial ha emitido un mandato de arresto y ha reclamado una notificación roja a Interpol para estas personas" a lo que voceros del ente policial internacional han asegurado que la Interpol según el artículo 3 de su Constitución, la organización no puede intervenir en un marco "político, militar, religioso o racial" y que no examinará ningún pedido de este tipo hasta no conocer la solicitud.

Una notificación roja es una solicitud a las fuerzas del orden de todo el mundo para localizar y detener provisionalmente a una persona en espera de extradición, entrega o acción judicial similar.

El fiscal Qasimehr ha afirmado que "el presidente Donald Trump es el primero de la lista y se buscará que sea juzgado incluso después de que finalice su mandato", ha subrayado que las órdenes de arresto han sido emitidas en el marco de las investigaciones relativas a la muerte de Soleimani el 7 de enero pasado.

El anuncio de Qasimehr ha llegado alrededor de dos semanas después de que el viceministro para Asuntos Internacionales y Legales, Mohsen Baharvand, desvelara que Irán planea llevar ante los tribunales internacionales la muerte de Soleimani.

Qasem Soleimani fue una de las víctimas de un ataque con drones perpetrado por Estados Unidos, entre las que figuró también el entonces 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), una coalición de milicias progubernamentales apoyadas por Irán, Abú Mahdi al Muhandis.

Washington argumentó que llevó a cabo el ataque "para proteger al personal estadounidense en el extranjero", a raíz de las protestas contra su Embajada en Bagdad en protesta por otro bombardeo en el que murieron 25 miembros de las FMP.

Los bombardeos contra las FMP fueron ejecutados en respuesta a la muerte de un contratista estadounidense en un ataque con proyectiles contra una base militar situada cerca de Kirkuk.

El incidente llevó a Irán días más tarde a atacar varias bases militares también en territorio iraquí, mientras que el Parlamento iraquí aprobó una moción exigiendo la retirada de las tropas estadounidenses del país. El fiscal general iraní hizo esta declaración durante una reunión del Alto Consejo Judicial presidido por el jefe del sistema judicial iraní, Ebrahim Raisi.

El general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Qods, unidad de élite encargada de las fuerzas exteriores de los Guardianes de la Revolución, murió junto con su ayudante, el iraquí Abu Mehdi al Muhandis, líder de los paramilitares proiraníes en ese país.

Trump aseguró después que había ordenado su eliminación ya que preparaba ataques "inminentes" contra diplomáticos y militares estadounidenses.

En represalia, Irán lanzó el 8 de enero misiles contra las bases militares iraquíes que albergaban a estadounidenses, ocasionando importantes daños aunque no hubo militares estadounidenses muertos, según Washington.

Analistas consideran que el pedido de detención de Trump por parte del fiscal iraní no tiene ninguna posibilidad de llevarse a cabo pero es muy simbólico porque refleja la animadversión del gobierno del país asiático contra el presidente norteamericano en momentos en los que representantes de Arabia Saudita y del gobierno estadounidense pidieron prolongar el embargo de armas a Irán.