Quintana siente "rabia" y "tristeza" por su situación en el Tour

Foto AFP

Un día después de perder en el Grand Colombier casi todas sus chances de podio en el Tour de Francia, el ciclista colombiano Nairo Quintana aseguró este lunes, en la segunda jornada de descanso de la carrera, que siente "rabia" y "tristeza" por no poder mantenerse en la pelea.

El líder de la formación francesa Arkea-Samsik sufrió una caída en la jornada del viernes que le ha mermado físicamente. "Me da mucha rabia y tristeza porque veníamos muy bien a este Tour, lo habíamos preparado muy bien y llegábamos en buenas condiciones, pero (las caídas) son cosas inevitables y nos ha tocado a nosotros", lamentó en una videoconferencia de prensa.

En la etapa del domingo, con final en el Grand Colombier, Nairo Quintana perdió 3:50 respecto al vencedor de etapa, el esloveno Tadej Pogacar, y el líder de la carrera, su compatriota Primoz Roglic, y cae al noveno puesto de la general a 5:08 minutos del maillot amarillo.

"El objetivo es seguir para delante, no sabemos si podremos llegar al podio, hacer un top 5 en la general, que es algo que interesa al equipo, pese a todas las dolencias que tengo", explicó Quintana, de 30 años, que se encuentra a 3:42 del tercer puesto, que ocupa su compatriota Rigoberto Urán.

"Estoy en una posición en la que será difícil que me dejen ir porque no perdí tanto tiempo, pero normalmente si no haces nada no tendrán nada, así que intentaremos algo si las fuerzas acompañan", añadió en referencia a su estrategia de carrera para la última semana del Tour.

Quintana recordó que "siempre hemos llegado a París dando guerra", aunque insistió en que no se encuentra en plenitud física.

"He sufrido tres caídas (en este Tour) y la última (la del viernes) fue demasiado fuerte. Aunque en mi cabeza me decía que no pasaba nada, la verdad es que los dolores ayer (domingo) fueron terribles".

Quintana también reveló que ha sufrido una reacción alérgica y que tiene "ampollas por todo el cuerpo que me producen mucho dolor".

 

'Un Tour muy duro'

 

El colombiano aseguró que pese al dominio ejercido hasta ahora por Roglic y Pogacar, el Tour no está decidido: "Están muy fuertes pero nunca se sabe. Ya se ha visto a muchos líderes que van muy bien y de repente un día se descuelgan".

Sobre las condiciones particulares de este Tour, que se retrasó de julio a septiembre por la pandemia, Quintana aseguró que "estaba claro que iba a ser muy duro".

"Al haber habido tan pocas carreras han venido acá los mejores corredores, la participación es la más fuerte de los últimos años y veníamos mentalizados de que iba a ser un Tour muy rápido y agresivo por la falta de competición y las ganas que le iban a echar los corredores que quieren cambiar de equipo o renovar sus contratos"

Su director, Yvon Ledanois, coincidió con el ciclista en que el "Tour está lejos de estar decidido", pero admitió que "con la caída de Nairo y el nivel tan fuerte de Roglic y Pogacar ganar el Tour es misión imposible".

"Nos queda una semana muy dura y vamos a tratar de acabar en la posición más alta posible", añadió.