Off the record

Foto Cámara de Comercio de Bogotá

Polémica

La ratificación del Acuerdo de Escazú, que mañana vuelve a debate en el Congreso, tras varios aplazamientos que han generado intenso debate entre el Gobierno, las bancadas, los gremios y sectores ambientalistas, propició un nuevo intercambio de opiniones entre la senadora de la Alianza Verde, Angélica Lozano, y el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master. “Le pido a dirigentes gremiales de este siglo como Sandra Forero, de Camacol; Bruce Mac Master, de la ANDI; y Jorge Bedoya, de la SAC, que se sintonicen con la realidad, gana la sociedad, las empresas responsables y comunidades ratificando el Acuerdo de Escazú”. El dirigente gremial le replicó en los siguientes términos: “Senadora le pido yo que piense en las mejores condiciones para generar progreso y empleo en el país. Tener en cuenta las condiciones para generar inversión y crear empleos para los colombianos que tanto lo necesitan. Nuestra Constitución permite cumplir con los mismos objetivos”.

¿También en Colombia?

El fenómeno político de Chile, el domingo pasado, cuando la mayoría de los votantes se mostró a favor de la redacción de una nueva Constitución por parte de una “Convención constitucional” independiente de 155 miembros a elegirse en las urnas en abril de 2021, ha sido aprovechado por varios dirigentes políticos colombianos para advertir que en nuestro país también se vendrá un cambio de fondo. Por ejemplo, el exsenador liberal Juan Manuel Galán, a quien en algunas encuestas ya ubican como posible candidato presidencial para 2022, sostuvo que “el aplastante veredicto de las urnas en Chile a favor de una nueva Constitución nos muestra que en América Latina surge una nueva mayoría ciudadana plural y diversa que está decidida a desmontar privilegios y visiones obsoletas. En Colombia ya vemos señales de este fenómeno”. Galán no volvería a la disciplina liberal pese a que allí hay quienes sostienen que el expresidente César Gaviria debería intentar reengancharlo.

Andanada (I)

Lo que sí está claro es que Galán tiene como principal contraparte al Centro Democrático, partido al cual le lanza duras críticas, como quedó en evidencia en una columna de opinión publicada en diario regional El Pilón. Tras analizar lo ocurrido en el debate de moción de censura al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, en el Senado, Galán sostuvo que “la ausencia absoluta en Colombia de una cultura de responsabilidad política hizo que las mayorías a favor del ministro desconocieran por completo el fondo del debate para privilegiar la arrogancia de mostrar que son capaces de no someterse al control político. En un hecho sin precedentes, 58 parlamentarios, incluyendo al presidente del Senado, en forma autoritaria y dictatorial, frustraron su desarrollo. Un acto injustificable, que como lo he venido mencionando en mis columnas, confirma aún más el ‘tufillo dictatorial’ que cunde en el gobierno y en su bancada parlamentaria”.

Andanada (I)

Pero la descarga crítica no terminó allí. Agregó que “cabe entonces preguntarse: ¿Cuál es la próxima 'jugadita' del Centro Democrático? ¿Cerrar el Congreso? ¿Un golpe de Estado? Según ellos, el país se le iba a entregar al comunismo y a las Farc, pero en realidad está en manos de un grupo político tan antidemocrático como Maduro y su régimen dictatorial criminal. Ahora que entramos nuevamente en época electoral, están tratando de imponer un nuevo lema ‘Ojo con el 2022’. ¿Ojo con qué? ¡Ojo con ellos! Ojo con su sed de poder y de volver a nuestro país un estado autoritario, perseguidor y hasta dictatorial”. Un analista muy conocedor de la política liberal llamó la atención sobre la frase con que cerró la columna el exsenador: “Renovación ahora más que nunca”. No descartó que fuera el lema de campaña del excongresista.