56,65% de los jefes de hogar han recibido subsidios sociales

Diana Rubiano/El Nuevo Siglo

De acuerdo con la Encuesta de Pulso Social, en octubre de este año el 56,6% de los jefes de hogar indicó que ha recibido transferencias monetarias (subsidios de dinero) dentro de los programas de asistencia social del Gobierno. Además, el 44,3% dijo que tuvo apoyo por el plan de alimentación escolar.

En este mismo sentido, según la consulta, el 14,8% de las personas que conformaban la jefatura del hogar en las 23 ciudades y áreas metropolitanas, confirmó que su hogar recibía ayudas de asistencia social de instituciones públicas y privadas en el último mes.

De acuerdo con Freddy Castro, director de la Banca de la Oportunidades, el porcentaje de colombianos que recibe alguna prestación social aumentó especialmente después de las ayudas creadas durante la pandemia, antes de dicha coyuntura era solo del 30%. “Estas no necesariamente tienen que ser dinero en efectivo, puede ser el acceso a la universidad pública. A futuro sería necesario definir esquemas de transferencia que le permitan a las personas hacer transacciones específicas. Por ejemplo, pagar servicios públicos, transporte masivo, alimentación”.

Se estima que desde el año pasado hasta octubre de este año, el Gobierno ha destinado más de $13 billones a los programas de asistencia, entre ellos el subsidio de Ingreso Solidario.

Más hogares

El ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, dijo que dentro de la Ley de Inversión Social que fue aprobada por el Congreso, se amplió la cobertura del Ingreso Solidario con la finalidad de entregar mensualmente incentivos económicos a por lo menos cuatro millones de hogares en condición de pobreza, pobreza extrema o vulnerabilidad. De tal manera, el Gobierno nacional ha destinado $7,2 billones únicamente para este programa social.

El Departamento de Prosperidad Social es la entidad encargada de suministrar la logística necesaria para la entrega de incentivos financieros. Los beneficiarios de este programa reciben mensualmente la suma de $160 mil.

Según la información entregada por el director técnico de Prosperidad Social, Edgar Picón, después de cada ciclo de pagos se hace un proceso de actualización de datos, el cual toma entre dos a tres semanas. 

El último ciclo de pagos terminó el pasado 12 de noviembre y se espera que en la cuarta semana de este mes se entregue la nueva fecha de pagos para el mes de diciembre. El giro que se entregará será el número 20 desde la creación de este programa social.

Las empresas

Pero las ayudas de asistencia social no solo provienen del Gobierno sino también del sector privado. Muestra de ello es que además de enfrentar el impacto de la pandemia en su negocio, muchas empresas se interesaron en aportar recursos a los cuidados de la salud del país.

En este sentido, han destacado los aportes al sector y el personal de la salud en el país de compañías como el Grupo Empresarial Argos y sus negocios, además de Grupo Sura, Grupo Nutresa o Bancolombia, entre otras grandes corporaciones que se han distinguido por su proactividad para atender las necesidades más latentes de la sociedad colombiana en los momentos más difíciles de la pandemia.

En el caso del Grupo Argos y sus negocios (Cementos Argos, Celsia y Odinsa), se donaron más de $10 mil millones para la adquisición de Unidades de Cuidados Intensivo (UCI) destinados a robustecer rápidamente el sistema hospitalario en Medellín y Antioquia, lo que ha permitido que miles de personas puedan recibir atención de primer nivel y evitar el colapso del sistema.


Le puede interesar: Retrasos en Hidroituango impactarán precios de energía


Entre los aportes en este rubro también destacan la provisión de pruebas y equipos para aumentar la capacidad de diagnóstico del covid-19 y la entrega de elementos de protección personal.

Adicionalmente, realizó aportes por más de $11 mil millones para fortalecer la capacidad de atención en más departamentos como Bolívar, Valle del Cauca y Tolima. En total, los aportes del Grupo Empresarial Argos para aportar al sector salud con el objetivo de que pudiera afrontar la coyuntura superaron los $24 mil millones.

Centros de salud

Asimismo, otras instituciones de salud como los hospitales Pablo Tobón Uribe y San Vicente de Paúl en Medellín o Serena del Mar en Cartagena, recibieron parte de los equipos y recursos donados por el Grupo Argos que ayudaron a salvar vidas en los momentos más críticos de la pandemia.

Por su parte, la Fundación Sura durante 2020, destinó el 23% total de su inversión social de $23.300 millones para brindar asistencia humanitaria a latinoamericanos con insumos y equipos médicos, paquetes alimentarios y ayudas económicas para contribuir a mitigar los impactos negativos de la pandemia.

A su vez, el Grupo Nutresa, por su parte, enfocó la inversión social en este rubro para incrementar la capacidad de las UCI en Colombia y compra de equipos para el diagnóstico y control del covid-19 en otros países como Chile y Panamá.

En esta misma línea, Bancolombia se distinguió entre las principales entidades financieras del país por vincularse rápidamente a las donatones en diferentes ciudades y dar respaldo a UCI en zonas con bastantes necesidades en salubridad como Urabá en Antioquia, entre otras acciones.

Sobre los aportes en los que las empresas de Antioquia fueron pioneras en el país, Andrés Aguirre, director del Hospital Pablo Tobón Uribe, resaltó sus respaldos para la institución y la comunidad en general pues ayudaron a la implementación eficaz de las primeras acciones en la pandemia y fue un gesto de responsabilidad social que aún la sociedad en general destaca.

Las relaciones  y la salud

En la encuesta de pulso social, el 40,3% de los jefes o jefas de hogar dijo que se encuentra satisfecho con sus relaciones interpersonales, el 36,2% con la vida en general, el 33,5% con su estado de salud, el 32,3% con su vida emocional, el 11,5% con su situación laboral y el 7,3% con su situación económica.

Para la pregunta de qué tan seguro se siente caminando solo en su barrio de noche, en el total de 23 ciudades y áreas metropolitanas, el 18,9% contestó que se siente muy inseguro y el 35,9% inseguro. En el día esos porcentajes pasan a 12,1% y 42,6%, respectivamente.

De otro lado, el 41,3% de las personas jefes de hogar y sus cónyuges en las 23 ciudades y áreas metropolitanas afirmó en octubre de 2021 que la situación económica de su hogar era peor en comparación con la vivida 12 meses atrás, y para el 40,0% era igual.

Así mismo, para el 39,5% la situación económica del hogar será igual dentro de 12 meses, mientras que para el 35,6% será mejor.

El reporte indica que, comparando la situación económica actual con la de hace un año, el 62,8% de los y las jefes de hogar no tienen en este momento mayores posibilidades para comprar ropa, zapatos, alimentos, etc., y el 77,2% no tiene actualmente para ahorrar alguna parte de sus ingresos.

Frente a la pregunta "¿Cómo cree usted que se comportarán los precios en el país en los siguientes 12 meses comparados con los 12 meses anteriores?", 45,5% de las y los jefes de hogar contestaron que aumentarán mucho y 30,9% dijeron que aumentarán igual.

Al preguntárseles en qué actividad ocupó la mayor parte del tiempo la semana pasada (los últimos siete días), el 54,1% contestó que estaban trabajando y el 33,0% dedicados a oficios del hogar. A su vez, el 88,9% manifestaron que durante la última semana no estaban trabajando remotamente desde su casa (teletrabajo, trabajo en casa, modalidad virtual de trabajo) y el 36,3% que trabajó remotamente lo hizo 41 horas o más. Por su parte, el 55,0% de los jefes de hogar indicaron que después de la pandemia no les gustaría trabajar remotamente y 17,7% dijeron que lo harían cinco o más días por semana.

El 79,0% de los jefes de hogar no se han contagiado de coronavirus, y el 20,9% estuvo contagiado y se recuperó. Durante los últimos siete días previos a la encuesta y como consecuencia de haber estado contagiado de coronavirus, el 21,9% ha sentido fatiga o sensación de cansancio permanente.

En este mismo sentido, el 32,1% de los jefes de hogar en las 23 ciudades y áreas metropolitanas afirmó, en octubre de 2021, estar un poco preocupado de contagiarse o volverse a contagiar de coronavirus, mientras que el 18,1% dijo estar muy preocupado. El 9,6% estaba interesado/a en aplicarse la vacuna en contra del coronavirus.