VIDEO DEL BOCERO DE FECODE AUMENTÓ LA POLARIZACIÓN
División interna en Comité de Paro ante negociación con Gobierno

Diana Rubiano El Nuevo Siglo

En total incertidumbre se mantiene la decisión que adoptará el Comité Nacional de Paro que este jueves sostuvo varias reuniones a puerta cerrada para decidir la nueva estrategia que seguirá en la negociación del Pliego de Emergencia que presentó al Gobierno nacional a fin de ponerle fin a los 45 días de protesta en todo el país.

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Francisco Maltés, anunció el miércoles pasado, al término de la reunión que sostuvo el Comité de Paro con la delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que ayer en la mañana, en rueda de prensa, se comunicaría al país las decisiones frente a la negociación con el Ejecutivo.

Sin embargo, a último  momento y sin ninguna explicación, se canceló la rueda de prensa.

Lo que sí quedó en evidencia es que las centrales obreras que integran el Comité Nacional de Paro están divididas frente a la estrategia de negociación que implementarán luego de retirarse unilateralmente de la mesa el pasado fin de semana, y ante la postura que asumirá frente a los bloqueos y la convocatoria a nuevas marchas de protesta.

Un sector del Comité de Paro, liderado por Percy Oyola, presidente de la Confederación General de Trabajadores (CGT), es partidario de mantener el paro hasta que se negocie el Pliego de Emergencia, y otro sector respalda la idea de cambiar la estrategia de negociación.

En este último caso la propuesta apunta a dejar que el Gobierno adelante diálogos y negociaciones regionales con los voceros en cada Departamento que son, en últimas, los responsables de los bloqueos.

Sin embargo, como el principal impulsor de esta propuesta es Nelson Alarcón, ejecutivo de Fecode y su vocero en el Comité de Paro, el cisma interno se acrecentó tras conocerse un video del dirigente sindical en el que afirma que las protestas tienen fines electorales para derrotar al uribismo en 2022.

En el video se ve a Alarcón dialogando con varias personas a quienes dice: “Mal haríamos en hablar por los jóvenes de Primera Línea porque hoy nosotros no somos sus voceros. Y eso hay que dejarlo claro, ellos son los voceros de ellos mismos, legítimamente. ¿Qué les hemos dicho? Intégrense al Comité Nacional de Paro”, explica.

Pero luego habló de política electoral con el paro. “Aquí tenemos que robustecer el movimiento. Esto es de largo aliento, esto es para llegar con miras a 2022 y seguir mucho más allá, para derrotar al Centro Democrático, para derrotar a la ultraderecha y llegar al poder en 2022. Eso es de largo aliento y entonces tenemos que cambiar la táctica y frente a esto hay posibilidades, por supuesto, que tenemos que cambiarla desde los maestros”, señaló.

Obviamente, el video generó toda suerte de reacciones, pues contradice lo que ha sostenido el sindicato del magisterio: que el paro no tiene intenciones políticas. Al cierre de esta edición no se habían pronunciado sobre el tema ni Fecode ni el Comité de Paro.

Llamado a la mesa

Pero mientras los veedores de los diálogos –las Naciones Unidas y la Iglesia Católica-, solicitaron al Comité de Paro no convocar nuevas marchas y manifestaciones, el consejero Presidencial para la Consolidación y la Estabilización, Emilio Archila, entregó una corta declaración sobre su encuentro con la delegación de la CIDH.

Tuve la oportunidad de reunirme con la CIDH para mostrar la disposición, diligencia y agilidad que tuvo el Gobierno en atender las expectativas del Comité Nacional de Paro, los avances en el documento sobre garantías a la protesta pacífica, y nuestra expectativa de incluir las garantías para todos los colombianos de no más bloqueos; el hecho de que ya teníamos la metodología para negociar lo correspondiente al pliego de emergencia, pero también que estamos en los territorios, que estamos en los Departamentos y en los municipios, y que estamos en muchas mesas. También tenemos mesa con los jóvenes, estamos avanzando en mesas que ya tienen resultados”, dijo Archila.

En la noche, el jefe negociador del Gobierno anunció que el Ejecutivo abrirá espacio a nuevos interlocutores nacionales y regionales que serían presentados hoy para avanzar en los nuevos diálogos en los territorios.

“Ellos –el Comité de Paro- fueron los que tomaron esa decisión (de levantarse de la mesa); ellos no quisieron que siguiéramos con el trabajo que traíamos. Nosotros tenemos muchos otros frentes en los cuales tenemos diálogos, interlocución y avances con otras instancias en las que hay una gran representatividad”, dijo el funcionario a CM&.

Terminó visita de la CIDH a Colombia

Por otra parte, ayer terminó la visita oficial de  la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que durante cuatro días estuvo en el país, se entrevistó con las víctimas y diferentes sectores, y emitirá un pronunciamiento la semana entrante.

Al término del encuentro en el Palacio de San Carlos, sede de la Cancillería, la Vicepresidenta y Ministra de Exteriores, Marta Lucía Ramírez, expresó su satisfacción.

Nos sentimos muy satisfechos como parte del Estado colombiano por el reconocimiento explícito, reiterado, que hicieron los distintos comisionados a la fortaleza institucional de Colombia, a la fortaleza de nuestra democracia”, dijo.

Explicó la Canciller que la CIDH le recomendó al Gobierno “seguir dialogando, buscando espacios de trabajo conjunto para preservar esta democracia y para seguir fortaleciendo nuestras instituciones”.


Le puede interesar: Mejoran indicadores de desempeño de entidades públicas


Dijo que la CIDH expresó su dolor por las vidas que se han perdido durante las protestas y reiteró que las autoridades judiciales seguirán con las investigaciones para esclarecer lo que pasó.

“Por supuesto, esperaremos el reporte de ellos, sus recomendaciones con el mayor interés, con la mayor disposición a seguir mejorando todo lo que esté a nuestro alcance para que el Estado colombiano siempre sea un Estado garante de la promoción, del respeto a los Derechos Humanos”, insistió.

El informe

Al terminar su visita a Colombia, la Cancillería entregó a la CIDH un minucioso informe sobre el paro nacional entregó donde se hace un balance pormenorizado de temas como: las garantías del Estado a las manifestaciones pacíficas; los mecanismos de diálogo; las acciones violentas, el vandalismo, los bloqueos y sus efectos; las actuaciones de la Fuerza Pública y la reforma a la policía.

El documento dice que se expidió el Decreto 003 de 2021, ‘Estatuto de Reacción, uso y Verificación de la Fuerza Legítima del Estado y Protección del Derecho a la Protesta Pacífica Ciudadana’, que establece una serie de instrumentos, mecanismos e instancias para regular la articulación interinstitucional, con la sociedad civil y en general, con todos los actores relacionados con la realización de manifestaciones pacíficas. También manifiesta el documento el compromiso con la protección de los derechos humanos, la voluntad de encontrar consensos que permitan a Colombia superar la doble crisis que afronta y sobre la mesa de diálogo nacional que se instaló el pasado 4 de mayo.

El informe agrega que entre mayo y junio del 2021 se han adelantado 13 mesas exploratorias en las que se han discutido las peticiones de garantías para la protesta, y 18 encuentros para avanzar sobre lo fundamental con jóvenes, víctimas, altas Cortes, empresarios, comunidades religiosas y otros actores.

Finalmente, el informe a la CIDH destaca que frente a denuncias por abuso de autoridad y excesos de parte miembros de la Fuerza Pública, hay en curso varios procesos disciplinarios y judiciales, con tres capturas de miembros de la policía.

“Entre el 28 de abril al 04 de junio de 2021, fecha de corte, se han abierto a nivel nacional 178 investigaciones por presuntas faltas disciplinarias. De estas, 23 fueron asumidas por la Procuraduría”, afirma el Gobierno.