Violencia en manifestaciones de cinco ciudades del país

Diana Rubiano/El Nuevo Siglo

La Alcaldía de Bogotá confirmó que en la denominada 'Toma de Bogotá' en el cierre de la jornada de manifestaciones dejó un balance de violencia y desmanes por parte de manifestantes. 

Dentro del reporte hay 36 policías y 32 civiles heridos. Dentro de los afectados hay nueve gestores de Diálogo y de Convivencia, un servidor de la Personería, dos conductores del SITP y dos miembros de la Comisione de Verificación de Derechos Humanos. 

Del mismo modo, el sistema de transporte público de Tansmilenio reportó daños en 15 buses del SITP y nueve articulados vandalizados. Dentro de los actos vandálicos en la localidad de Bosa, los manifestantes incineraron una motocicleta de la Policía. 

“Durante la jornada, salieron 3.000 personas a marchar en 15 puntos de la ciudad; principalmente en la Plaza de Bolívar, el Parque Nacional, el Monumento a Los Héroes, el Cruce de Yomasa, inmediaciones del Hotel Tequendama, el monumento a los Reyes Católicos, la Autopista Sur y los portales de Américas, Suba y Calle 80”, señaló EL Distrito.

En Cali La jornada terminó en fuertes enfrentamientos en el sector de Andrés Sanín, oriente de Cali. Al menos tres uniformados resultaron heridos en medio de estos enfrentamientos, para evitar  que la terminal Andrés Sanín del MÍO fuera vandalizada, de acuerdo con la Policía Nacional.

Los disturbios se prolongaron hasta la noche y dejaron un hombre de 42 años muerto por arma de fuego, tres policías lesionados y varios manifestantes detenidos. 

En Candelaria, Valle del Cauca, fueron incinerados dos camiones de una empresa transportadora de aves.



Por otro lado en Bucaramanga los disturbios iniciaron desde las 2:00 p.m donde un grupo de manifestantes atacó locales comerciales y un cajero electrónico que trataron de incendiar. Ante los actos de vandalismo la Policía intervino e iniciaron los enfrentamientos entre manifestantes y miembros del Esmad. El saldo fué tres policías gravemente heridos.

Dentro de la Universidad de la UIS un grupo de manifestantes, tras dos horas de ataques contra la fuerza pública, los manifestantes pidieron un corredor humanitario para evacuar institución, según confirmó el General Javier Martín, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, justo cuando los uniformados se estaban retirando del lugar fueron atacados.

En Popayán nuevamente el Barrio Bolívar, el parque Mosquera y la autopista norte fueron escenario de fuertes enfrentamientos donde se reporta tres periodistas agredidos por miembros del Esmad en el sector de Carantanta, muy cerca del barrio Bolívar, donde manifestantes y miembros de la fuerza pública se enfrentaron.

La estación de la policía sur fue atacada a piedra por una turba de personas que rápidamente fueron dispersadas con gases lacrimógenos. Luego, en el barrio Bolívar, la policía replegó a los manifestantes, en su mayoría estudiantes con granadas de aturdimiento, tanquetas de agua y agentes químicos.