Outsourcing: el modelo que promete salvar la economía colombiana

Cortesía

Outsourcing es la palabra en inglés para referirnos a la tercerización laboral; expresión que a su vez ha sido erróneamente ligada a imaginarios negativos dentro del mercado laboral en Colombia, como la falta de garantías para los trabajadores, el fin de las prestaciones sociales, etc. Todos equivocados y consecuencia del temor y la desinformación, impulsados a su vez por el creciente desempleo.

 La verdad es que el servicio de Outsourcing lidera actualmente la generación de empleo en todo el territorio nacional, impulsando la ocupación en 11 ciudades intermedias (aparte de la operación en Bogotá) y cuyos ingresos están alrededor de los 8.3 billones de pesos anuales, de acuerdo por el reporte entregado en el último trimestre de 2018 por la Asociación Colombiana de Contact Centers y Business Process Outsourcing, BPO.

 Según el análisis del grupo AccionPlus, la más importante compañía formalizadora de empleo en Colombia, los sectores que ocupan la mayor cantidad de trabajadores bajo la modalidad de tercerización (BPO) son el industrial y el financiero, seguidos por el Retail, los Call Centers y la fuerza de ventas.

 “Cuando una persona es contratada por Outsourcing, se le brinda un contrato laboral con todas las prestaciones de ley: nada tiene que ver el hecho de no trabajar directamente para la empresa a la que le brinda el servicio o soporte, ya que proveedores de servicios de tercerización como AccionPlus garantizan que sus derechos laborales sean respetados” puntualizó Jorge Martínez, Gerente Nacional Personal en misión del Grupo AccionPlus.

 Adicionalmente, los empleadores se ven beneficiados al transferir procesos específicos de sus operaciones hacia las BPO, pues la tercerización ha demostrado reducir los costos operacionales para sus clientes hasta en un 20%, logrando de paso especialización y eficiencia en dichas áreas del negocio.

 Si bien las grandes compañias ahorran en tiempo y costos al contratar servicios de Outsourcing, los mayores beneficiados con este modelo han sido las Pymes, ya que soluciona el problema logístico y de operación que representa la carga prestacional de sus colaboradores.

“Los clientes de las pequeñas y medianas empresas buscan siempre al mejor talento, pero el mercado no siempre los tiene, por falta de educación especializada y  capacitación; en caso de hallarlo, el proceso de la contratación, afiliación a la seguridad social y en general el cumplimiento de sus parafiscales se vuelve una tarea desgastante; ahí es donde los servicios de BPO son tan relevantes para brindar soporte y permitir que las Pymes se concentren en sus clientes y en crecer” añadió Martínez.

 Una buena noticia para quienes trabajan en la modalidad de tercerización es que cada vez más las Compañías abren la posibilidad de vincular este talento a su nómina permanente, ya que - según revela AccionPlus – una persona contratada por Outsourcing puede llegar a firmar un contrato a término indefinido, generando estabilidad al colaborador, y por ende, a la empresa que se beneficia con sus servicios.