Urgen definir cómo financiar el plan que revierta la pérdida de naturaleza

/WWF

Al concluir las dos semanas de conversaciones de la ONU sobre el borrador del Marco Global de Biodiversidad post-2020, WWF reconoce los avances en los principales componentes de esta hoja de ruta, relacionados con la necesidad de abordar la producción y el consumo insostenibles, el importante rol que juegan los pueblos indígenas y las comunidades locales, así como la necesidad de una movilización eficaz de recursos de todas las fuentes para financiar la ambición necesaria para detener y revertir la pérdida de biodiversidad.

No obstante, se necesita mayor ambición y urgencia por parte de los gobiernos presentes que negocian la hoja de ruta para revertir la pérdida de naturaleza para 2030 y que se realiza cada diez años.

Señala WWF que la tercera sesión del Grupo de Trabajo de Composición Abierta, que tuvo lugar virtualmente y que contó con el auspicio de Colombia, fue una oportunidad para que los países resolvieran los puntos conflictivos en el primer borrador del Marco. Sin embargo, si bien se lograron algunos avances, quedan importantes retos sin resolver.

Ahora, cuando queda solo una breve ventana de negociación antes de que el borrador del plan llegue a Kunming, China, para su adopción en el segundo segmento de la COP15, WWF enfatiza que se está acabando el tiempo para que el mundo asegure un acuerdo ambicioso capaz de revertir la pérdida de naturaleza para 2030.

Li Lin, directora de Política Global y Promoción para WWF Internacional, dijo que “estas conversaciones les han permitido a los países encontrar puntos en común en nuevas áreas. WWF hace un llamado sobre la urgencia de asegurar un acuerdo sobre biodiversidad que sea tan ambicioso y completo como el Acuerdo de París sobre el cambio climático. Se nos está acabando el tiempo”.

Lin, añadió que “la crisis de la naturaleza ya está afectando vidas y medios de vida, pero el ritmo de las negociaciones es lento. Necesitamos que los líderes mundiales traduzcan los ambiciosos compromisos de revertir la pérdida de biodiversidad para 2030 en urgencia dentro de la sala de negociaciones. No es demasiado tarde para asegurar un mundo positivo para la naturaleza, pero necesitamos que los líderes den un paso al frente y envíen una clara señal de intención en octubre a través de la Declaración de Kunming”.

WWF considera que el Marco Global de Biodiversidad definitivo solo tendrá éxito si contiene un paquete completo y cuenta con la suficiente financiación para implementarse. Se estima que la brecha financiera actual para implementar un nuevo marco es de al menos 700 mil millones de dólares por año, lo cual debe abordarse a través de mecanismos de movilización de recursos innovadores e incluyentes hacia todos los sectores.



“La realidad es que todo el financiamiento, de todas las fuentes (asistencia para el desarrollo nacional, internacional, privadas y públicas) tendrá que ampliarse enormemente”, dijo Guido Broekhoven, director de investigación de WWF Internacional.

“Al mismo tiempo, todas las inversiones de las políticas públicas de subsidios dañinos para la biodiversidad, estimadas por la OCDE en al menos 500 mil millones de dólares por año a nivel mundial, deben ser eliminadas o redirigidas”.

De otro lado, el borrador del Marco de julio incluyó un objetivo de $10 mil millones de dólares para ayudar a los países en desarrollo y esto es irrisorio para cubrir la brecha. “Los países desarrollados, que han sido en su mayor parte defensores activos de ambiciosos objetivos de conservación, en última instancia deben tomar la iniciativa para garantizar que se preste la atención adecuada para cerrar la brecha en el financiamiento”, dijo Broekhoven.

Recuerda que la crisis actual que enfrenta la naturaleza es alarmante y pone en riesgo la supervivencia de todas las especies que habitamos el planeta. Las actividades humanas están provocando una pérdida catastrófica de biodiversidad, con una disminución de las poblaciones de vida silvestre de dos tercios a nivel mundial desde 1970. Abordar esta situación será determinante para evitar el riesgo de futuras pandemias, combatir el cambio climático y proteger los medios de vida de millones de personas.

WWF y muchas otras organizaciones están apoyando la adopción de un objetivo global de revertir la pérdida de biodiversidad para asegurar un mundo positivo para la naturaleza para 2030. Las conversaciones revelan un creciente apoyo entre los países para que una meta positiva para la naturaleza para el 2030 se integre en el acuerdo final.

“Es esencial que un paquete completo de hitos, metas y objetivos llegue a Kunming el próximo año, donde se adoptará el Marco y será puesto en acción inmediatamente”, dijo Broekhoven. “También necesitamos mecanismos claros para asegurarnos de que el Marco sea apropiado e implementado por toda la sociedad. Los gobiernos deben utilizar bien el tiempo restante para lograr una hoja de ruta ambiciosa para las personas y el planeta”.