PILOTO ARRANCARÁ EL 2 E NOVIEMBRE
¿Por qué le urge a Bogotá el cobro del parqueo en vía?

Foto El Nuevo Siglo/Diana Rubiano

Han pasado 23 años desde que en la ciudad de Bogotá se prohibió el parqueo en vía. Durante la administración de Enrique Peñalosa hubo tres procesos licitatorios para que se consolidara esta medida pero todos ellos se cayeron. Adicionalmente, el fracaso de las denominadas zonas azules, el formato con esta intención que se instauró a finales de los años noventa, todavía es mal recuerdo para los capitalinos. 

El año pasado la administración de Claudia López socializó que desarrollaría un plan piloto para esta medida, contemplado para instaurarse durante el segundo semestre de 2021.

Finalmente, el lunes de esta semana la alcaldesa López confirmó que en el mes de octubre se comenzará a implementar el parqueo en vía. “Le agradezco mucho a Fenalco su apoyo a este respecto. Les hemos informado que en octubre de este año empieza el piloto del cobro del parqueo en vía en Bogotá y que esperamos tenerlo el año entrante a escala de ciudad”. 

“Con esa ampliación queremos cumplir un compromiso de campaña. Bogotá es una de las pocas ciudades en el mundo que no cobra por el parqueo en vía. En cambio, un decreto de la Alcaldía regula la tarifa del parqueo privado. Eso no tiene mucho sentido. Lo que queremos es cobrar por el parqueo en vía y liberar la tarifa del parqueo privado”, indicó este lunes la alcaldesa Claudia López. 

Añadió que los comerciantes apoyan la iniciativa de la Alcaldía Mayor de Bogotá de comenzar, este mismo año con este cobro, pues ellos creen que eso es algo que les va a ayudar a regular el espacio público y a tener una competencia más equilibrada entre los comerciantes que hacen parqueo en el sector privado y quienes se parquean en vía pública.

Ya con este piloto encima, ¿qué sabemos del mismo y qué tan beneficioso será para la ciudad?

Pues bien, aunque una fuente de la Administración Distrital le aseguró a este Medio que los detalles del cómo se implementará este cobro aún son inciertos, ya es claro que arrancará en Chapinero, pese a que aún no está confirmada la delimitación del sector, para lo cual se está trabajando con Fenalco y los comercios.

“El objetivo de este proyecto es el de mejorar la organización vial de la ciudad y contribuir a mejorar el medio ambiente. Estacionamiento en vía quiere decir que parqueas en la vía pero pagas por eso. Ahora: aún se está definiendo cómo será su implementación acá en Bogotá, o sea que esos detalles de cómo funcionará, con un parquímetro que cobrará por minutos, por bloques o por hora, es algo que todavía no sabemos y en eso está trabajando la Terminal de Transportes”, le indicó a EL NUEVO SIGLO una fuente del Distrito que prefirió permanecer anónimo.


Además lea: Policía Nacional es la llamada a combatir criminalidad: MinInterior


Beneficios 

El parqueo en vía es una forma de organizar el estacionamiento y para la ciudad de Bogotá es hoy más pertinente que nunca pues, al finalizar la década de los años noventa con la prohibición de esta actividad se buscaron estacionamientos por fuera de las mismas, pero se han vuelto insuficientes para la malla vial de la capital.

“El estacionamiento por fuera de vía es insuficiente. Hay una demanda cada vez más creciente (incluso en pandemia creció el parque vehicular) y las personas que tienen vehículos necesitan sitios designados en el espacio público para parquear. Pero ¡ojo! Por ser espacio público, es clave que retribuyan a la sociedad el uso de ese espacio público que es de todos”, comenzó por referir a EL NUEVO SIGLO el experto en movilidad y profesor de movilidad sostenible de la Universidad Externado de Colombia, Darío Hidalgo.

Así, fue claro al advertir que el primer y más importante objetivo de esta medida para cualquier ciudad es el ordenamiento urbano, lo que para Bogotá es más apremiante que nunca.

“Hoy tenemos parqueo en todas partes, incluso encima de los andenes, y hay vías locales que tienen amplitud y que fácilmente se pueden adaptar al parqueo. Esto estaba en el Plan de Desarrollo de la Administración pasada que fracasó porque tal vez la administración estaba poniendo costos muy altos a los potenciales proveedores y las licitaciones salieron desiertas. Ahora se intentará con un operador público que es el terminal de Transporte, a ver cómo funciona porque es algo que necesitamos en la ciudad: un ordenamiento del estacionamiento en vía y que sea pago”, añadió el experto.

Por último a este respecto el profesor Hidalgo dijo que los cobros dependerán de la zona de la ciudad en donde se implemente este modelo de parqueo pues es muy difícil establecer un solo valor para todas las zonas.

“Hay zonas de altísima demanda, y es probable que el costo sea más elevado en sectores más comerciales y con más actividad. Ahora, es lógico que cualquier costo que se imponga sea menor al cobro en estacionamientos fuera de vía y a los parqueaderos públicos, que tienen tarifa regular y no debería ser así. Eso es un anacronismo gigante porque esa es una transacción entre privados que el Estado no tendría porqué regular”, añadió.


Le puede interesar: Alcaldesa participó en reconocimientos a deportistas paralímpicos


Recaudo, un segundo objetivo

Punto aparte, el profesor Hidalgo dijo que, si bien no cree que el recaudo de esta medida, por lo menos inicialmente, vaya a ser muy alto, sí permitirá la realización de dos cosas que son esenciales y que serán altamente beneficiarias para la ciudad de Bogotá.

La primera de ellas será la demarcación del espacio público destinado para el parqueo, lo que implicará pintar, señalizar y poner equipos, “y eso puede ayudar con la seguridad vial. Y lo segundo es el control. Hoy en Bogotá toda la gente se parquea en donde quiere, pese a que está prohibido parquear en todas partes y no hay control. El cobro del parqueo en vía permitirá un control sobre el estacionamiento prohibido porque generará recursos para poder ejercer ese control”.

Ahora, el experto en movilidad dijo que, desde que volvió a plantearse este tema de cobrar por el parqueo en vía, hay una intención de que esta sea una fuente para el fondo de estabilización tarifario, “pero como tiene un costo de gestión y yo no creo que sea una fuente tan importante para dicho fondo, creo que será mucho más importante para poder consolidar una buena señalización vial y para controlar el parqueo prohibido. Si hay un excedente y puede alimentar el fondo, bienvenido”, finalizó diciendo.