Policía Nacional es la llamada a combatir criminalidad: MinInterior

Cortesía Twitter Anibal Fernandez de Soto

Aunque la alcaldesa Claudia López hizo una propuesta al Gobierno nacional de promover el patrullaje conjunto entre Policía Militar y Policía Metropolitana de Bogotá únicamente para adelantar labores de vigilancia disuasiva y desarme, el ministro del Interior, Daniel Palacios dijo que de haber militarización se debe hacer con unas normas predeterminadas y precisó que el Gobierno ha liderado una intervención importante en la capital de la República y en otras ciudades del país, con el fin de combatir la criminalidad y la delincuencia.

“He escuchado que la Alcaldesa de Bogotá ha hablado de que la Policía Militar puede acompañar algunos de esos esfuerzos y eso, cuando se hace, se debe hacer dentro de los estándares internacionales y los criterios de acompañamiento del Ejército en la función de la Policía Nacional que es la que está llamada a combatir la criminalidad urbana y los actos de inseguridad y convivencia ciudadana”, indicó.

Palacios refirió, asimismo, que el Ministerio de Defensa y la Policía Nacional han estado adelantando un plan que tiene claros los mandatos de lo que es acompañamiento, de lo que es el Ejército Nacional, y de cómo lo que hacen, lo hacen dentro de su rol constitucional que es generar presencia y disuasión en puntos estratégicos de las ciudades.

En el anunció inicial de la alcadesa López, precisó que "en ningún caso habrá militarización de Bogotá, pero sí nos parece conveniente que la Policía Militar apoye al personal de la Policía Metropolitana de Bogotá en dos tareas muy concretas: patrullaje de vigilancia disuasiva del crimen en ciertas zonas críticas que están teniendo problemas de hurto; y también en puntos de control para desarme”,

Aunque la mandataria de los bogotanos fue clara al advertir que no habrá militarización, y que esta sería una solución más o menos inmediata para la falta de pie de fuerza que tiene la ciudad, pues "Bogotá tiene 17.000 miembros de la Policía y necesitaría por lo menos 10.000 policías adicionales que desafortunadamente no nos pueden mandar a corto plazo", muchos consideraron que para cualquier efecto práctico esto sería militarización de la ciudad, lo que desencadenó una fuerte controversia.

El secretario de Seguridad Aníbal Fernández defendió la medida desde el Concejo de Bogotá, en donde precisó que lo que el Distrito quiere hacer es respetar las misiones y los roles de la Fuerza Pública, entendiendo que “el apoyo de cualquier capacidad militar a la policía debe ser complementario, subsidiario y temporal. Lo que estamos buscando es que haya unos apoyos adicionales a los que hemos venido recibiendo de policía y podamos hacer una racionalización del servicio de vigilancia”.

Adicionalmente, aclaró que trabajar con la policía militar permitirá que el patrullaje por parte de estos miembros del Ejército se haga no con fusil sino con otro tipo de armamento como armas cortas, 9mm. Este apoyo no tiene la posibilidad de hacer capturas en flagrancia: es un apoyo de seguridad y disuasión que le permitirá a la policía hacer su labor de seguridad de una manera más segura”, precisó Fernández.



Concejales a favor

En una primera medida, la concejal Carolina Arbeláez dijo que incorporar policía militar en el pie de fuerza ciudadano era el camino correcto. “Eso es lo que se le pidió a la alcaldesa desde el Concejo de Bogotá y yo le hice la solicitud de que se apoyara en la policía militar para hacer patrullaje en esos puntos críticos y salvaguardar la infraestructura del sistema de transporte público. Es importante apoyarse en esta fuerza militar para poder articular la estrategia de seguridad en Bogotá”, dijo la concejal de Cambio Radical.

Por el contrario, el concejal de la Alianza Verde, Diego Cancino, comenzó por decir que la policía militar hace parte del Ejército y la Policía es un cuerpo civil. “Mezclar estas dos entidades es militarizar la vida civil. En estas circunstancias nosotros tenemos que profundizar la convivencia, construir paz y para eso debería estar la policía. Las funciones de la policía militar no son hacer patrullaje en el perímetro urbano y por eso rechazamos este tipo de medidas”.