Cinco reglas para lograr una remodelación exitosa de su hogar

Foto cortesía

Con el paso del tiempo, el hogar puede sufrir un deterioro que, si no se advierte a tiempo, desvalorizaría el inmueble. Esto ocurre cuando la casa ya no cuenta con las últimas tendencias o se pretende cambiar de lugar un determinado espacio o incorporar uno nuevo como: las habitaciones, la cocina, el estudio o los baños.

Ahora que se está más tiempo en casa, es mucho más evidente la necesidad de hacer adecuaciones que permitan estar más cómodos en familia y sentirse orgullosos del hogar como un lugar sagrado. Es en la toma de decisión donde aparecen grandes interrogantes: no se sabe exactamente qué hacer, por dónde empezar, cuánto costará, cuánto tiempo tomará y, la más compleja, con quién hacerlo.

Según Jelpit.com, la plataforma de Servicios Bolívar, las remodelaciones más agendadas a la fecha han sido: remodelación general de toda la casa 64%, pintura 21%, impermeabilización y cubiertas 7%, cocina y baños 6% y cambios de pisos 2%. Las razones principales declaradas por los usuarios para hacerlo son: sentirse más a gusto con su vivienda y evitar deterioros del inmueble.

Los presupuestos y tiempos de ejecución varían según la necesidad, el área a intervenir en metros cuadrados y la zona. Estos procesos son muy diversos y pueden ir desde las reparaciones por humedades, cambios de enchapes en pisos y paredes hasta grandes obras arquitectónicas y adecuación de nuevos espacios en toda la casa. Lo cierto es que llevarlo a cabo es una decisión que debe planearse, organizarse con tiempo y hacerlo con un experto que asesore en cómo darle un nuevo look al hogar y que garantice el trabajo, tiempo de ejecución y materiales de calidad. 


Además lea: El legado del Instituto Caro y Cuervo engalana la Caja de las Letras


Jelpit.com brinda algunos puntos a tener en cuenta en caso de considerar una remodelación: beneficios, tendencias estéticas para renovar espacios, así como algunos errores a evitar.

1. Preguntarse: ¿qué necesito?

Definir exactamente el tipo de remodelación, mantenimiento, reparación o cambio estético. Así mismo, es imprescindible tener disponibilidad para la ejecución de la misma porque esta afectará la rutina diaria y el orden de la casa. Por eso, hay que mentalizarse para ello. También, tener en cuenta que las contingencias pueden derivar en gastos adicionales y, por último, asegurarse de contratar al personal idóneo que tenga los permisos, recursos y conocimientos para que la vivienda quede como la sueña.

2. Planear con anticipación

Resulta clave realizar un presupuesto y definir cuánto invertir en la remodelación. Además, tener claro cuáles son los espacios por remodelar y solicitar una asesoría adecuada para dicha labor. Para esto, puede solicitar un diagnóstico del espacio, una propuesta de cómo hacerlo y una cotización.

3. Beneficios al remodelar

Existen muchos beneficios entre los cuales se encuentran: generación de confort, alegría en toda la familia por un espacio renovado, mejoramiento en la funcionalidad de la casa, aumento en el valor del inmueble y en algunos casos, solución de problemas de seguridad así como la reducción a futuro de los costos de mantenimiento y servicios públicos (luz y agua).

4. Tendencias estéticas

Opciones hay muchas, desde tendencias conservadoras, otras llenas de naturaleza, hasta algunas más arriesgadas de tipo industrial. Por ejemplo: optar por diseños multifuncionales puede ser una alternativa útil para unificar espacios y utilizarlos con un doble fin (trabajar y relajarse), incorporar soluciones verdes como sistemas de energía solar o recolección de lluvia para un cuidado sostenible del medioambiente, usar materiales sostenibles como el bambú y pinturas libres de compuestos nocivos definitivamente son parte de las decisiones a tomar. Además, decorar espacios con plantas vivas, muros verdes y fuentes de agua y, por último, personalizar ambientes con motivo de practicar un hobbie, cocinar y/o ejercitarse en una determinada actividad también son aspectos a considerar.

5. ¡No lo haga!

Estos son los errores más comunes que cometen las personas al momento de realizar una remodelación: no asesorarse bien, irse con la cotización más económica pero no necesariamente la de mejor calidad, enfocarse solo en los arreglos estéticos pero no realizar el mantenimiento de algunas áreas que con el tiempo sufren desgaste (como tuberías, instalaciones eléctricas), contratar a personas de poca experiencia o que no ofrezcan un respaldo en caso de garantía.

En Jelpit.com se llevan a cabo todas las labores para embellecer y arreglar los hogares colombianos. Se realiza un diagnóstico exhaustivo y hacen el trabajo con expertos en el ramo (arquitectos, diseñadores, supervisores y maestros de obra calificados). Además se encargan de todo el proceso para facilitarle la vida a los usuarios; desde la compra de materiales hasta la recolección de escombros e incluso trabajos en alturas.