¿Cuáles son las principales causas de la contaminación del aire?

Foto AFP

La contaminación atmosférica proviene principalmente de cinco actividades humanas que arrojan una gama de sustancias, tales como monóxido de carbono, dióxido de carbono, dióxido de nitrógeno, óxido de nitrógeno, ozono a nivel del suelo, material particulado, dióxido de azufre, hidrocarburos y plomo, todas perjudiciales para la salud humana.

De acuerdo con un informa publicado por ONU Medio Ambiente, hay una variedad de causas que generan daños al aire que respiramos.

Algunas de ellas son:

Hogares

La principal fuente de contaminación del aire en el interior de los hogares es la quema de madera y combustibles fósiles o basados en biomasa para cocinar, calentar o iluminar. Alrededor de 3,8 millones de muertes prematuras son causadas por la contaminación del aire en interiores cada año, la gran mayoría de ellas en el mundo en desarrollo.

De 193 países, 97 han logrado que 85% de los hogares tengan acceso a fuentes de energía más limpias. Pero aún 3.000 millones de personas continúan utilizando combustibles sólidos y fuego para cocinar, calentarse e iluminar. La adopción de estufas o calentadores más limpios y modernos puede reducir los riesgos de enfermedades y salvar vidas

“De 193 países, 97 han logrado que 85% de los hogares tengan acceso a fuentes de energía más limpias”

Industria

En muchos países, la generación de energía es una fuente principal de contaminación del aire. Las centrales eléctricas que queman carbón son un emisor importante, y las plantas con base en diésel son una preocupación creciente en las áreas desconectadas de la red. Los procesos industriales y el uso de solventes en las industrias químicas y mineras también contaminan el aire.

Las políticas y los programas destinados a aumentar la eficiencia energética y la producción a partir de fuentes renovables tienen un impacto directo en la calidad del aire de un país. Actualmente, 82 de 193 países tienen incentivos que promueven la inversión en energías renovables, producción más limpia, eficiencia energética y control de la contaminación.

Transporte

El creciente sector del transporte es responsable de casi una cuarta parte de todas las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía, a las cuales se atribuyen casi 400.000 muertes prematuras. Alrededor de la mitad de todas las muertes por contaminación del aire causadas por el transporte se deben a las emisiones de diésel. Por otro lado, las personas que viven más cerca de las principales arterias de tránsito tienen hasta 12% más de probabilidades de ser diagnosticadas con demencia.

Reducir las emisiones de los vehículos es una intervención importante para mejorar la calidad del aire, especialmente en las áreas urbanas. Las políticas y normas que requieren el uso de combustibles más limpios y estándares avanzados de emisiones de los vehículos pueden ayudar a minimizar la contaminación causada por el transporte hasta en 90% o más.

(El artículo sigue debajo de la infografía)

Infografia ambiente ONU

Agricultura

Las fuentes principales de contaminación del aire provenientes de la agricultura incluyen el ganado, que produce metano y amoníaco, y la quema de residuos agrícolas. Las emisiones de metano contribuyen a la formación de ozono a nivel del suelo, que causa el asma y otras enfermedades respiratorias. El metano también es un gas de efecto invernadero con un impacto hasta 34 veces más potente que el dióxido de carbono en un período de 100 años. Alrededor de 24% de todos los gases de efecto invernadero emitidos en el mundo provienen de la agricultura, la silvicultura y otros usos de la tierra.

Existen muchas maneras ayudar a reducir la contaminación del aire de esta fuente. Las personas pueden disminuir su consumo de carne y optar por una dieta basada en vegetales, y minimizar el desperdicio de alimentos para evitar crear una demanda innecesaria de comida en el mercado. Por su parte, los agricultores pueden reducir el metano del ganado al optimizar la digestibilidad de los alimentos y mejorar el pastoreo y la gestión de pastizales.

Residuos

La quema de residuos a cielo abierto y los desechos orgánicos en los vertederos liberan a la atmósfera dioxinas nocivas, furanos, metano y material particulado como el carbono negro. A nivel mundial, se estima que 40% de los residuos se quema al aire libre, un problema que resulta más grave en las regiones que se están urbanizando y en los países en desarrollo. La quema a cielo abierto de residuos agrícolas y/o municipales se practica en 166 de 193 países.

La mejora en la recolección, la separación y la eliminación de desechos sólidos reduce la cantidad de materiales que se queman o se depositan en vertederos. Separar los desechos orgánicos y convertirlos en compost o bioenergía mejora la fertilidad del suelo y proporciona una fuente de energía alternativa. Reducir el volumen de alimentos que se pierde o desperdicia también puede mejorar la calidad del aire.

“Las partículas finas de polvo pueden viajar miles de millas junto con estas tormentas”

Otras fuentes

No toda la contaminación del aire proviene de la actividad humana. Las erupciones volcánicas, las tormentas de polvo y otros procesos naturales también inciden en la calidad del aire. Las tormentas de arena y polvo son particularmente preocupantes. Las partículas finas de polvo pueden viajar miles de millas junto con estas tormentas, que también pueden transportar agentes patógenos y sustancias dañinas relacionadas con problemas respiratorios agudos y crónicos.

Como individuo, puedes hacer escuchar tu voz y utilizar tu poder de compra para beneficiar las opciones limpias. Puede cambiar tu estilo de vida para reducir el consumo de combustible y energía, desperdiciar menos alimentos y mucho más.

Los gobiernos pueden adoptar y hacer cumplir estándares ambientales de clase mundial sobre combustibles y vehículos limpios y energéticamente eficientes.

Las ciudades pueden crear sistemas de transporte público funcionales y planes de transporte que den prioridad a los peatones, los ciclistas y los usuarios del transporte público.

Las empresas pueden tomar medidas directas al reducir sus emisiones y optar por nuevas tecnologías que nos ayuden a llevar vidas más limpias y menos derrochadoras.

“Si todos actuamos, podemos respirar un aire más limpio. No podemos hacerlo sin tu apoyo”, es el llamado de la ONU Medio Ambiente.