Lucha antidrogas: EU baja tono frente a Duque

Foto archivo AFP
Hace menos de tres meses Trump dijo que el Jefe de Estado colombiano no había hecho nada por ellos

______________

A pesar de que hace cerca de tres meses Donald Trump dijera que ha entrado más droga a Estados Unidos con la llegada de Iván Duque a la presidencia, asegurando además que “no ha hecho nada por nosotros”, en las últimas horas el secretario de Estado de esa potencia, Mike Pompeo, señaló que el Mandatario colombiano “está haciendo un esfuerzo sincero para reducir los cultivos de coca” y que ya se ven los primeros resultados.

En semanas anteriores el mismo Pompeo había bajado el tono de las críticas y el jefe del Comando Sur, Craig Faller, reafirmó que es un compromiso compartido de las dos naciones la lucha contra el narcotráfico.

Estas manifestaciones de Pompeo confirmarían el voto de confianza del gobierno Trump a Duque cuando arribó a la presidencia, y que se pensó se había perdido por las duras frases del Mandatario norteamericano, en que en primer lugar logrará reducir de forma significativa las 209.000 hectáreas de cultivos de coca, que heredó de la administración Santos, y que será un aliado clave en la lucha contra el narcotráfico.

Ante el Comité para el Control de Narcóticos del Congreso de Estados Unidos, el secretario  Pompeo destacó que “el presidente Duque está haciendo un esfuerzo sincero para reducir los cultivos de coca en el país. Aunque el resultado todavía no está donde quisiéramos, se ha destruido un 60% más de coca en estos cuatro meses del año que lo que se había logrado destruir el año pasado en este mismo período”.

Fumigación aérea

De igual forma el alto cargo norteamericano defendió las utilidad de la fumigación aérea con herbicida a los cultivos de coca en Colombia, la cual fue suspendida en 2015 por motivos de precaución, pues estudios de un organismo adscrito a la Organización Mundial de la Salud (OMS) asoció el glifosato con casos de cáncer en seres humanos.

Posteriormente, la Corte Constitucional en una sentencia estableció seis requisitos al Gobierno si quiere reactivar las fumigaciones. La administración Duque ya manifestó ese interés, no obstante pidió flexibilizar, por considerar imposible cumplir con el requerimiento de garantizar que las aspersiones aéreas con glifosato u otro herbicida no producirán efectos nocivos en las personas y el medioambiente.

Se está a la espera de la respuesta de la Corte Constitucional a la solicitud del Gobierno en este sentido, que considera esta herramienta clave para reducir en gran medida los cultivos de coca, la cual se conocería en las próximas semanas después de que en marzo pasado el alto Tribunal desarrollara una audiencia pública en la cual se escucharon voces a favor y en contra de reactivar las fumigaciones aéreas.

Frente a ello el Secretario de Estado norteamericano dijo que “Estados Unidos ve en la fumigación aérea una herramienta necesaria para la destrucción de los cultivos de coca”.

Finalmente, Pompeo enfatizó al Comité para el Control de Narcóticos del Congreso de Estados Unidos que es fundamental un “apoyo de los dos partidos” a Colombia para la lucha contra las drogas en el país.

Posteriormente, Pompeo indicó en sus redes sociales que “un paso importante para resolver la crisis de los opioides es reducir el suministro. Desde China a América Latina, el Departamento de Estado está trabajando con nuestros socios para reducir la producción y el tráfico de drogas. Los desafíos continúan, pero estamos comprometidos a detener estos medicamentos antes de que arruinen más vidas estadounidenses”.

A mediados de abril pasado, Pompeo en una reunión que sostuvo con Duque en Cúcuta a raíz de la crisis en Venezuela, echó un poco de ‘agua fría’ tras las declaraciones de Trump.

“Gracias, señor Presidente, por su cooperación en temas regionales, como es la lucha contra las drogas y la seguridad regional. Estados Unidos seguirá trabajando con usted para acabar con el problema de la producción de coca, que usted heredó”, dijo en esa oportunidad el Secretario de Estado de Estados Unidos a Duque.

Por su parte, este último puso de presente que esta es una “labor compartida”, por lo que Colombia espera “trabajar de la mano” con Estados Unidos, para “desarticular todos esos carteles que afectan a la población de nuestros países”.

Posteriormente, el 22 de abril pasado, Craig Faller, visitó a Duque en la Casa de Nariño. “Fue un diálogo, muy constructivo y productivo” donde se reiteró el “compromiso compartido” de los dos países contra el tráfico de drogas, señaló la Presidencia de la República.

En la cita, según la Casa de Nariño, “el Almirante le expresó al presidente Duque que el Gobierno de Colombia es su “aliado prioritario en seguridad” en la lucha contra el narcotráfico y el crimen transnacional”.

La delegación de Colombia, por su parte, “reafirmó su compromiso de aumentar efectivamente la erradicación de cultivos ilícitos, las incautaciones, y la persecución de narcotraficantes y bandas dedicadas al flagelo de las drogas en el país”.

Resultados

La reducción de los cultivos ilícitos al menos en un 70% en cuatro años es un compromiso que a nivel nacional asumió el presidente Duque y, por supuesto, internacionalmente pues el país desde hace más de cuatro décadas hace parte de la cruzada mundial contra los narcóticos, donde ha tenido un papel protagónico dada su condición de ser uno de los mayores productores en el mundo.

En la primera cita que Duque sostuvo con Trump, en septiembre del año pasado, el Mandatario norteamericano dijo sobre los cultivos ilícitos en Colombia “creo que él sí va a cumplir”.

En este contexto el reconocimiento que acaba de hacer el secretario Pompeo que se ha destruido un 60% más de coca en estos cuatro meses del año que lo que se había logrado destruir en este mismo período en 2018, es un espaldarazo a Duque que le permitirá trabajar con más tranquilidad en este campo en lo que resta del año.

Vale recordar que está por salir el informe de la Oficina para Política Antidrogas de la Casa Blanca sobre narcotráfico en el mundo, que en el caso de Colombia el año pasado informó que durante 2017 los narcocultivos llegaron a las 209.000 hectáreas: un 11% más que en 2016, cuando el reporte fue de 188.000.

 

Cifras

El martes pasado el presidente Duque dijo “en nuestro gobierno hemos extraditado a 116 criminales a Estados Unidos, erradicado más de 80 mil hectáreas de cultivos ilícitos y destruido cerca de 4.600 laboratorios de droga, lo que refleja una actitud clara para enfrentar el narcotráfico”.