65 familias son guardianes del bosque para evitar tala de manglar

/Fotos cortesía Colombia Sostenible

Con el objetivo de promover la conservación del bosque de manglar y sus servicios ecosistémicos, el Gobierno nacional y la Asociación Futuro del Mañana (Asofuturo) llevan a cabo labores de restauración en 250 hectáreas de bosque de manglar en Tumaco (Nariño). 

La meta es sembrar 1.000 plántulas de mangle rojo por hectárea y, para lograrlo, en las últimas semanas se sembraron 50.000 plántulas en los cinco bancos establecidos para el proyecto: San Luis, La Tiburonera, Campana Grandd, Alto Pindo y Bajo Pindo.  

De forma paralela inició la siembra directa de aproximadamente 2.300 plántulas, logrando la restauración de 2 hectáreas, un primer paso para alcanzar la regulación de las actividades extractivas del manglar y el uso racional de sus recursos ecosistémicos.   

La iniciativa involucra a 65 pequeños productores (y sus familias), en su mayoría mujeres y jóvenes dedicados a la pesca y la extracción de piangua, quienes reciben un ciclo de capacitaciones dirigido al fortalecimiento de capacidades asociativas, financieras, administrativas y técnicas, según explicó el director del Fondo Colombia en Paz, Juan Carlos Mahecha Cañón. 

“Seguimos avanzando en la implementación de la Política Paz con Legalidad del presidente Iván Duque, una política integral con la que estamos generando ingresos y mejores condiciones de vida para la población rural, al tiempo que protegemos los manglares en una zona históricamente afectada por la violencia y la pobreza”, sostuvo el director Mahecha. 

Además del oxígeno y de reducir el impacto de las mareas, “el manglar provee bienes como piangua, madera, moluscos y peces, que han decrecido debido a las actividades de tala, afectando nuestros ingresos”, señaló Ever Ledesma, representante legal de Asofuturo -asociación beneficiaria y también ejecutora del proyecto-. 

Para Ever esta intervención es una gran oportunidad de “fomentar que nuestros jóvenes se ocupen en actividades lícitas, ellos (los jóvenes) han dicho: ‘queremos nuestro manglar, queremos salvaguardarlo’ y así estamos trabajando en el cuidado de nuestra riqueza natural en el Pacífico”. 

Ese es el caso de Carlos Mario Mesa, quien a sus 22 años está vinculado al proyecto, el cual ve como una oportunidad y una gran experiencia para su vida. Él dice haber aprendido mucho sobre “el crecimiento del manglar; su semilla y forma; cómo plantarla, transportarla; y el proceso en viveros”. Para Carlos Mario “el proyecto nos da una nueva perspectiva de nuestro diario vivir y promueve que los jóvenes no sigan en malas andanzas; que tomemos conciencia sobre el medio ambiente y su cuidado”. 



La iniciativa que estará en ejecución hasta finales de 2022 tiene una inversión total que supera los $1.000 millones de pesos, de los cuales el Programa Colombia Sostenible adscrito al Fondo Colombia en Paz aporta $770 millones, más una contrapartida de las comunidades por $330 millones.  

“Con estas inversiones, además de promover la reactivación económica en los municipios PDET, el Gobierno Nacional le apuesta a la promoción de la conservación ambiental mediante la firma de Acuerdos Cero Deforestación, estimando la captura de alrededor de 30 toneladas de carbono por hectárea por año en la ‘Perla del Pacífico’”, se indicó.  

¿Qué son los manglares?

Los manglares son ecosistemas, lo que significa que están integrados por varios elementos que se relacionan entre sí y con el espacio en el que se encuentran. Cada uno de estos elementos cumple una importante función en el ecosistema.

Los árboles y arbustos de mangles (rojo, concha, comedero, blanco, piñuelo, nato y jelí) y otras plantas, los animales (entre los que se encuentran mamíferos, reptiles, aves, insectos, peces, crustáceos y moluscos) y el hombre, junto con el agua, el suelo y la atmósfera, conforman el ecosistema de manglar.

¿Cuáles son los servicios de los ecosistemas de manglar?

Los ecosistemas de manglar brindan un conjunto de servicios de los que el hombre se beneficia directa o indirectamente; entre éstos están los servicios de aprovisionamiento, los de soporte o apoyo, los de regulación y los culturales; algunos de estos servicios se obtienen cuando se extraen recursos y otros los derivamos de la permanencia del ecosistema, en el espacio y en el tiempo.

Entre los servicios de aprovisionamiento están los alimentos: del manglar se pueden obtener peces, moluscos, crustáceos, animales de caza, sal y miel, entre otros productos.

El combustible y la madera: de los mangles se obtiene leña y carbón para la cocción de alimentos; madera para la construcción, adecuación o reparación de viviendas, embarcaciones y artes de pesca, y fibras vegetales para la fabricación de tableros y otros productos.

Bioquímicos: de los manglares se obtienen taninos para curtir pieles, e infusiones de hojas, flores, frutos y cortezas, empleadas como medicina para aliviar algunas afecciones.