ECOS DE LA LEY DE INVERSIÓN SOCIAL
Debate por alcance de alivios en créditos Icetex

El Nuevo Siglo

A mediados de esta semana el presidente Iván Duque sancionó la Ley de Inversión Social. Uno de los aspectos más destacados de la norma son los alivios para estudiantes con préstamos del Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (Icetex).

De acuerdo con la nueva ley, “el Icetex y las entidades públicas del orden nacional que hayan constituido fondos y/o alianzas con este para el desarrollo de programas de acceso a la educación superior podrán otorgar estímulos, y adoptar planes de alivio, de conformidad con las normas que regulen la materia. Lo anterior podrá ser implementado por las entidades públicas del orden territorial en el marco de su autonomía”.

De hecho, la Ley de Inversión Social permite mantener en el tiempo importantes medidas contenidas en el Plan de Auxilios a deudores que nació como respuesta a la pandemia del covid-19. Así mismo, materializó la solicitud de miles de jóvenes y familias de todo el país al modificar los criterios con los que Icetex define el valor a pagar por los intereses de los créditos cuando inicia el período de pago.

Así las cosas, los estímulos permitirán ofrecer un menor valor para los créditos educativos de aquellos jóvenes que obtengan un destacado desempeño a nivel académico, de investigación o proyección social; también para quienes se acojan a medidas de pronto pago o para quienes mantengan su cartera al día. Es decir, se premiará el compromiso de los estudiantes con su carrera y con el cumplimiento de las obligaciones.

A estas medidas se sumará una considerada clave: la reducción de las tasas de interés que el Icetex cobra en sus créditos, la cual se hará posible gracias a los cambios implementados en las fuentes de recursos de la entidad.

Se estima que estos alivios abarcarán a los más de 140 mil usuarios que hoy están cobijados por el Plan de Auxilios, así como a más de 100 mil usuarios de fondos en administración. En suma, a todos los jóvenes y familias que tengan y soliciten servicios al Instituto.

“Se trabajó fuertemente por hacer una toma de decisión responsable con respecto a la toma de interés, por cambiar las fuentes de fondeo, que se permitiera hacer una rebaja en las tasas de interés, no solamente a los actuales beneficiarios, sino a todos los que quieran aplicar. El Icetex en una porción muy importante de los créditos, tiene una tasa subsidiada, con recursos que hemos invertido en el Gobierno. La ley tiene un capítulo muy importante para la educación superior, el artículo 27, y ahora el trabajo es reglamentarlo, para honrar la promesa de una oportunidad cierta de acceso a educación superior en el país”, señaló la ministra de Educación Nacional, María Victoria Angulo, en referencia también al programa de matrícula cero para cerca de 700 estudiantes de estratos 1, 2 y 3 en universidades y otras entidades de educación superior públicas.



Puro humo

Sin embargo, hay quienes cuestionan el alcance de estos alivios del Icetex. “¿Qué dice la ley de Reforma Tributaria que se sancionó? Dice en pura prosa que el Gobierno podrá asignar recursos para alivios del Icetex y participarán las entidades territoriales. Es decir, eso es hacer una ley con una declaración de intención, y no concreta ningún alivio para los deudores del Icetex”, explicó el senador Rodrigo Lara.

“Hay otro alivio que habla de período de gracia y congelamiento por una vez, los que ya accedieron no tienen derecho a ese acceso. Y el otro es reducción de tasas de interés, que son básicamente una ayuda muy limitada porque solo llega a 53 mil usuarios de los 854 mil. Entonces, no dicen nada en este proyecto, solo enuncian posibilidades de ayudar a los usuarios, pero con las líneas que ya existen en el instituto, que son falsos alivios, que son un negocio financiero para el Icetex”, agregó.

Proyecto para deudores

De igual manera, ya se encuentra en el orden del día del Senado, un proyecto presentado por el congresista de La U, José Alfredo Gnecco, que busca darle incentivos a los estudiantes que hayan accedido a créditos con el Icetex durante 2020, porque fue el año en que se decretó la emergencia e inició la pandemia.

“¿Qué buscamos nosotros con este proyecto? Beneficiar a los estudiantes de estratos 1, 2 y 3 con un alivio que contempla esta iniciativa, para que se beneficien quienes hayan accedido a esos créditos durante ese año con un descuento del 50% del capital prestado durante ese año, y la condonación del 100% de los intereses que se generen hasta la aprobación de este proyecto”, dijo el parlamentario a EL NUEVO SIGLO.

Agregó que se busca que “no vayamos a tener un alto índice de deserción de estudiantes en el país, puesto que muchos de ellos, después que comenzó esta pandemia, perdieron el trabajo. Hay que anotar que el desempleo juvenil para el primer trimestre de 2021 fue del 23,9%. Es decir, 1.654.000 jóvenes se quedaron sin empleo. Entonces esto puede llevarnos a que ellos, el año pasado con toda la dificultad que pasamos, tuvieron que acceder a nuevos créditos para seguir estudiando”.

“Lo que pasa es que ya para este tiempo ya no tienen de donde echar mano. Entonces lo que buscamos es beneficiarlos a ellos, para que continúen sus estudios y de esta manera incentivar a los jóvenes para que tengan ese alivio”, explicó el congresista.

Gnecco señaló que durante 2020 los jóvenes accedieron a 42.100 créditos, por un monto de $267 mil millones de pesos. “Habría que establecer de cuánto sería el descuento de capital, beneficiando a estos tres estratos, como de $130 mil millones de pesos. Y esto no tendría mayor afectación en el presupuesto nacional, porque tampoco estamos hablando de una cifra escandalosa. Yo pienso que es mayor el beneficio que el costo que se pueda tener”.

Puntualizó que “el mayor número de población que accede a estos créditos del Icetex es casi un 92% de estratos 1 y 2. Eso quiere decir que se podría estar hablando de unos 37.000 créditos beneficiados”, concluyó el senador.