Cuatro recomendaciones para alargar la vida de su laptop

Foto cortesía

Actualmente su computadora se ha convertido en una de las herramientas principales de su día a día, bien sea para comunicarse con la familia y amigos o porque es la reina de su jornada laboral.

Pero estas necesarias aliadas no son "inmortales", se estima que su vida útil es de tres a cinco años. Por eso, de la mano de Acer le ofrecemos algunos consejos que puede tener en cuenta. 

1. Cuide su temperatura: un gran enemigo de las laptops es el recalentamiento. Recuerde que las computadoras generan un calor interno cuando están en funcionamiento. Trabajar con ella sobre la cama o usando un cojín como mesa puede bloquear sus entradas de ventilación, causando que se pongan aún más calientes. Trabaje siempre sobre una superficie que sea sólida y que no genere más calor. Además, como dato adicional se recomienda limpiar sus entradas de aire regularmente

2. Alargue la vida de su batería: la batería es una de las partes claves de la laptop que incide en su buen funcionamiento. Así que mantenga su equipo conectado cuando necesite cargarlo. Puede optar por cargarla hasta un 80% y dejarla caer hasta el 40%, pero no más, antes de volverla a enchufar. 



3. La limpieza es clave: existen dos tipos de limpieza: la que puede realizar y aquella que es mejor dejársela a los técnicos. Lo principal es que su equipo no esté expuesto a líquidos, migajas, restos de comida, entre otros. Bastará con poner un poco de producto de limpieza en un paño sin pelusa y pásaselo a su laptop para librarla de polvo y mugre, y usar un cepillo pequeño y aire comprimido en lata para una limpieza más profunda.

Importante: no usar químicos en spray de manera directa y evite que cualquier líquido llegue adentro. Limpiarla por dentro es todo un desafío, así que lo mejor es llevarla con un técnico de confianza con cierta periodicidad, según sea el uso que le dé a su equipo. 

4. Orden interno: mantenga el sistema operativo y los programas que usa al día, lo que implica instalar las actualizaciones de rigor. El hecho de volver a formatear el disco ha sido comparado con el acto de "limpiar el colesterol" del organismo: en una laptop se traduce en archivos huérfanos, entradas de registro abandonadas, virus y spyware.  A esto súmele la eliminación de los archivos que no necesite.