"JEP es organismo espurio que no respeta las ramas del poder"

Foto: AFP.

En la tarde de este sábado, el expresidente Pastrana arremetió duramente contra la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) , durante su intervención en la convención nacional del Partido Conservador en la cual el partido debatió y tomó decisiones respecto a la agenda ideológica y programática para los próximos dos años.

De acuerdo con el expresidente, la JEP es un “organismo espurio que no respeta a las ramas del poder público, ante todo porque el poderoso ejecutivo se paraliza ante sus desmanes”.



“La norma más elemental del seudotribunal ha debido ser la expulsión de quienes no cumplieran los requisitos de elemental Verdad, Justicia y Reparación, sin embargo, insistir sobre lo reiterados incumplimientos, mentiras y desafíos al Gobierno, sería llover sobre mojado. Este monstruo de la injusticia engendrado en la Habana, ha encontrado el terreno propicio para sentar sus raíces", señaló el exmandatario. 

Desmonte del Plan Colombia

El expresidente Andrés Pastrana también hizo fuertes críticas por el desmonte del Plan Colombia - el que durante su gobierno permitió modernizar las fuerzas armadas enfrentar con contundencia la guerrilla y el narcotráfico-, así como a los bancos, que consideró “están en deuda con los colombianos”, porque cuando estaban en crisis –durante su gobierno- se les dio la mano para salvarlos.

“Me duele, debo confesarlo, que nuestro partido no sólo se haya alineado con los enemigos del orden y las instituciones sino que en ese equivocado y peligroso camino haya bajado la guardia frente al poder criminal y corruptor del narcotráfico. La complicidad del Partido Conservador en el desmonte del Plan Colombia y la consecuente legalización, por omisión, del narcotráfico son una vergüenza histórica y un desafío al país decente que tanta sangre derramó enfrentando el desafío de una delincuencia corruptora que llegó a comprarse un presidente de Colombia”, sostuvo Pastrana.



Y a renglón seguido indicó que “en la Colombia de hoy es el más grave pecado permitir las 300 mil hectáreas de coca…La multiplicación por cinco del negocio de la droga es un inaudito desafío no respondido por el gobierno. Es un reto a quienes lo elegimos en una coalición de principios y objetivos que se han negociado con socios de última hora a cambio de lo que se ha dado por llamar -ya eufemísticamente- gobernabilidad. No podemos, como conservadores, dejar que se olviden Familias en Acción, Empleo en Acción y Jóvenes en Acción como armas sociales para enfrentar al narcotráfico y la subversión”.

Pastrana recordó que el Plan Colombia, con tres gobernantes consecutivos, estuvo a punto de erradicar de plano la totalidad de los cultivos de coca. La curva estadística no miente. Hasta que las Farc y su cartel dictaron sentencia de muerte al Plan Colombia para garantizar la empresa criminal más grande de la historia y montar al gobierno entrante en la bicicleta estática de la erradicación manual, arriesgando inútilmente la vida e integridad de nuestros soldados y policías”

Salvamento a bancos

En otro aparte de su intervención hizo una fuerte crítica a los bancos, que “reportan en el último trimestre utilidades superiores al cien por ciento” y que están “en deuda con los colombianos por el enorme sacrificio que hicieron los colombianos” hace años para ayudarlos.

“En mi gobierno cuando nos propusimos salvar el agonizante sistema bancario que heredamos. Lo hicimos bajo la convicción plena de que salvábamos así al país y su economía, ya advertidos por el catastrófico ‘corralito’ del que aún no se repone la economía argentina. Los colombianos nos metimos la mano al bolsillo y pagamos un impuesto temporal que posteriores gobiernos volvieron permanente. Y salvamos la economía al salvar la banca. A unos bancos los salvamos directamente, y a otros, que alegan no haber acudido a la plata de los colombianos, los salvamos aun cuando su arrogancia no les permitía entender que todos los colombianos éramos pasajeros del barco que se hundía tras el desastre de un infame narcogobierno”, sostuvo el expresidente conservador.

Y acto seguido indicó que esos bancos “que están en deuda con los colombianos que les echaron el flotador, reportan en el último trimestre utilidades superiores al cien por ciento. Esto no es justo, dirán con razón de sobra los colombianos que sufren las consecuencias de esta pandemia. Pero el gobierno responde prometiendo más impuestos sin exigir a los banqueros una pronta respuesta, efectiva y humana”.

Conservatismo, amenazado

Tras enfatizar que “los conservadores somos lo que somos. No la caricatura que pintan nuestros contradictores. Somos gente de sentido práctico, hacemos las cosas bien, y nuestra profunda conciencia social y sentido moral han estado presentes en las grandes realizaciones para la integración y defensa de los olvidados, así como en las grandes empresas de desarrollo del estado y la sociedad”, el expresidente Pastrana alertó sobre las amenazas que se ciernen sobre esta colectividad política.

“En un país en el que el partido liberal, atomizado en sus diversos matices de izquierda y derecha, se enquista en el gobierno que eligieron otros; en el que su socia, la izquierda engañosa, monta mecanismos seudo democráticos para corromper las instituciones; en esa Colombia el conservatismo está amenazado” y agregó que “la izquierda, con el patrocinio de nuestros impuestos, se ha propuesto escribir una historia oficial de Colombia a su antojo. Una historia para la que pocos jóvenes recuerdan siquiera la publicación en Londres, en 1848, del Manifiesto Comunista que comienza con lo que bien podría ser nuevamente admonición para nuestra América Latina: “Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo”.