Sisbén 4.0 ¿Alternativa contra creación de renta básica?

En medio de las discusiones sobre si es necesario establecer en Colombia la figura de la “renta básica mensual” o de hacer permanente el programa de emergencia “Ingreso Solidario” como herramientas para apoyar a las clases menos favorecidas, el Gobierno se alista a lanzar el nuevo modelo del Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales (Sisbén).

Se trata del Sisbén 4.0, cuyo principal objetivo es mejorar la focalización de los subsidios estatales, llegando a la población que más los necesita y excluyendo a los ‘colados’ y demás personas que ya no tienen derecho a este beneficio.

Efectivamente, el Departamento Nacional de Planeación ya tiene listo el decreto con que se aplicará desde marzo este nuevo Sisben, que a través de un puntaje clasifica a la población de acuerdo con sus condiciones socioeconómicas.

Precisamente para tener una mayor certeza en la perfilación de la población y sus necesidades reales, uno de los avances del nuevo modelo tiene que ver con la georreferenciación que permitirá identificar a los colombianos de acuerdo con su tipo de vivienda, nivel de ingresos y lugar de residencia.

Entre los aspectos clave del Sisbén 4.0 se encuentra la posibilidad de una depuración de manera gradual de los listados, con el fin de establecer quiénes pueden resultar beneficiados con los diferentes programas y ayudas estatales de carácter social.

Tras el duro impacto de la pandemia del covid-19, que aumentó la cantidad de personas en las franjas de pobreza e indigencia, es muy factible que más colombianos necesiten ingresar al nuevo esquema de subsidios.



Recursos

En la actualidad, el Gobierno nacional destina unos $90 billones en subsidios, entre los que se destacan los recursos para atender a unos 20 millones de colombianos en materia de salud, con una inversión estimada en $24 billones.

Para ajustar los datos, el DNP está invitando a los colombianos a actualizar su información en el Sisbén, más aún porque el nuevo proceso de modernización deberá quedar listo en marzo.

“El Sisbén se moderniza para tener un mejor conocimiento de la realidad que viven los hogares y que los programas lleguen a la población más vulnerable del país”, explicó la entidad.

Agregó que una de las razones de esta modernización es que el 74% de la base de datos no se actualizaba desde 2011. De allí la urgencia de mejorar la información que permite la mejor focalización de los programas sociales.

La modernización del Sisbén se da en momentos en que en el Congreso cursa un proyecto de ley que busca crear en Colombia la figura de la “renta básica mensual”, que es un auxilio monetario integral que el Estado entregaría a las familias más pobres y vulnerables.

Los críticos de esta figura señalan que en Colombia no es necesaria toda vez que ya existe una estructura muy sólida y con mayor alcance de subsidios a la salud, educación, alimentación, vivienda y otra amplia gama de ayudas estatales. Lo que se requeriría, entonces, es mejorar la focalización de los subsidios y es ahí en donde es clave la modernización del Sisbén.

También tercia en este debate el programa “Ingreso Solidario” que el Gobierno creó el año pasado en el marco de la emergencia por la pandemia, al constatar que por lo menos tres millones de personas no recibían las suficientes ayudas en medio de la grave crisis socioeconómica.

Para algunos congresistas, el “Ingreso Solidario” debería dejarse como programa permanente. Sin embargo, otros expertos señalan que no es necesario, ya que esa cantidad de personas que hoy lo reciben deben estar reseñados en el Sisbén nuevo y empezar a recibir todas las ayudas estatales de forma oportuna.

Características

La norma que tiene listo el DNP establece que “con la nueva metodología del Sisbén IV se eliminan las bases locales que eran directamente modificadas por los municipios y distritos, y en adelante, los mismos únicamente tendrán que remitir novedades al DNP para su validación y publicación por parte de esta entidad en la base certificada nacional”.

Asimismo en adelante “se administrará una sola base de datos nacional que se alimentará de los reportes de novedades enviados por los municipios y distritos, los cuales ya no serán mensuales, sino que podrán ser enviados de forma permanente por cada entidad territorial en el momento mismo en que se genere la novedad en el territorio. Que una vez recibida la información, el DNP la validará frente a registros administrativos de otras entidades públicas y privadas y la publicará en la base certificada nacional”.

De ahora en adelante serán “los municipios y distritos los responsables del registro y trámite de las solicitudes que presenten los ciudadanos en las oficinas del Sisbén del territorio nacional”.

Para facilitar el proceso, todas las regiones podrán reportar diariamente la información de las solicitudes cuyo trámite haya finalizado correctamente, a través de la herramienta SisbénApp.



Validaciones

Este proceso será supervisado por Planeación que deberá validar la consistencia de la información, de acuerdo con los controles de calidad de los datos y el resultado de cruces con fuentes externas a las solicitudes recibidas. Mediante respuesta automática de SisbénApp se comunicará al municipio o distrito respectivo el resultado de la validación.

Para las solicitudes aceptadas, Planeación efectuará la publicación de la información de la novedad en la base certificada nacional en un término no superior a seis días hábiles, contados a partir de la fecha de generación de la respuesta automática de aceptación.

Señala la resolución que “si la solicitud no supera el proceso de validación de los controles de calidad, se comunicarán al municipio o distrito respectivo las inconsistencias detectadas y se dará por finalizado el proceso de validación y publicación”.

Explica el DNP que “las solicitudes subsanadas por los municipios o distritos deberán ser reportadas mediante la herramienta SisbénApp, para iniciar un nuevo proceso de validación”.

Desde marzo de este año en adelante, la única información válida y oficial será la que se incluya en la base nacional certificada disponible en la página web del Sisbén.

Como se ve, mediante este mecanismo lo que se busca es evitar colados en las bases de datos del Sistema y por esa vía garantizar que las ayudas estatales lleguen a quien más las necesita.

 

Los pagos 2021

Precisamente ayer el Departamento de Prosperidad Social de Colombia dio a conocer cómo entregará los recursos del programa Ingreso Solidario durante 2021. 

Dijo la institución que el próximo 22 de febrero iniciará la entrega de los pagos acumulados de enero y febrero para más de tres millones de hogares bancarizados. 

Y después de estos, se entregarán los recursos (pagos de $160.000) para los hogares que no están bancarizados. 

Reportó el DNP y el Gobierno que las transferencias monetarias para programas sociales de 2021 van a necesitar recursos por $9 billones. 

De otro lado, recordó el Gobierno que en el programa Colombia Mayor se van a invertir $2,6 billones para garantizar las entregas, incluyendo seis pagos extraordinarios. 

“Los 1,7 millones de participantes recibirán este mes y hasta junio un pago adicional, mensual y extraordinario de $80.000, para un total mensual de $160.000”. El primer pago ya se dio el 12 de febrero.

Por otra parte, Prosperidad Social complementó la información señalando que en devolución de IVA se ampliará el número de hogares beneficiarios a dos millones. Así mismo, y partir de marzo, las familias recibirán $76.000 bimestrales, para una inversión total de $912.000 millones en 2021. 

Recordó el Gobierno que el primer ciclo de pagos del programa Familias en Acción iniciará en marzo. La inversión será de $1,8 billones y llegará a 2,2 millones de personas.

Asimismo, Correa añadió que “Prosperidad Social sigue aportando a la reactivación económica y a la generación de ingresos de la población más pobre y vulnerable con sus programas de inclusión productiva”. 

La funcionaria anunció que para 2021, en estos programas, se invertirán cerca de $200.000 millones. 

Y, en infraestructura social, la entidad “proyecta entregar 550 proyectos que beneficiarán a 4,4 millones de personas y generarán más de 18.000 empleos directos e indirectos, con una inversión superior a los $1,3 billones”.