EU dona USD$100.000 a Colombia para ayudar a afectados por huracán Iota

Foto cortesía

Una contribución de 100 mil dólares entregará Estados Unidos a Colombia con el fin de ayudar a los más afectados por el paso del huracán Iota en San Andrés y Providencia. Así lo anunció en la mañana de este viernes el embajador de ese país en Colombia, Philip S. Goldberg.

“Estamos orgullosos de apoyar al pueblo de San Andrés y Providencia mientras enfrentan este devastador desastre natural", dijo el Embajador y agregó que "la amistad cercana y duradera entre Estados Unidos y Colombia significa que estemos el uno para el otro en momentos de necesidad". 



En ese sentido, los fondos serán utilizados para la compra de equipos de comunicaciones, equipos para limpieza de escombros y suministros de ayuda crítica para las poblaciones afectadas.

Adicionalmente, en el comunicado la embajada también informó que la Oficina de Asistencia Humanitaria de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) envió un Equipo de Asistencia para Desastres para evaluar las necesidades e identificar las prioridades más inmediatas.

Este trabajo lo ha hecho de manera conjunta con la Embajada de Estados Unidos, el Gobierno Nacional, instituciones locales y organizaciones humanitarias.

Cabe recordar que el pasado jueves, el Gobierno planteó la posibilidad de pedir apoyo a Estados Unidos para la reconstrucción del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. 

“Pedimos a Estados Unidos apoyo, con aviones de alta capacidad, para movilizar ayuda; hemos venido trabajando con el Comando Sur en los últimos días y esperamos que esas aeronaves nos puedan ayudar en la transferencia de ayuda, algo que será muy importante en el proceso de reconstrucción”, dijo el presidente Iván Duque en al intervenir en el Diálogo Interamericano.

La  isla de Providencia es la que más se vio afectas tras el paso del huracán Iota, ya que la destrucción de toda la infraestructura es del 98% y las casas desaparecieron; mientras que en San Andrés el impacto se sintió con mayor rigor en las casas, pero puede manejarse atención específica y los impactos negativos sobre las estructuras.