CONCEJALES ANALIZAN CAMPAÑA DEL 2022
7 temas de Bogotá que deberían liderar precandidatos

Cortesía Alcaldía de Bogotá

Colombia, para cualquier efecto y pese a que aún faltan ocho meses para que la ciudadanía asista a las urnas, ya está en modo campaña presidencial. Con por lo menos 10 aspirantes a la Casa de Nariño, las agendas programáticas ya comienzan a tomar forma, así que el modelo de país que varios de ellos proponen ya está completamente perfilado.

Bogotá, al concentrar el poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, aunado a que aporta el 26% del PIB del país, siempre ha sido un punto central en las propuestas de campaña a la presidencia. Hoy, que la ciudad enfrenta serias dificultades en materia de seguridad, movilidad y justicia social, ¿qué temas deben incluir las agendas de campaña de los presidenciables, independientemente de la posición que ocupen en el espectro político?

Para responder esta pregunta, EL NUEVO SIGLO consultó a varios concejales de diferentes bancadas, quienes conocen de primera mano y a fondo, a razón de su ejercicio político, los problemas más apremiantes que deben ser resueltos en la capital, no solo por la política local sino también por la nacional. Llama la atención que, pese a la pandemia, el tema de salud no fue de los primeros en salir a relucir.

Seguridad

Aún cuando la inseguridad en Bogotá fue el hilo conductor de la mayoría de los concejales consultados por este Medio, Emel Rojas (Colombia Justa y Libres), Humberto Amín (Centro Democrático), Susana Muhamad (Colombia Humana) y Nelson Cubides (Partido Conservador) hicieron especial énfasis en este aspecto.

“El problema que más preocupa actualmente, en cuanto a Bogotá, es la seguridad ciudadana. Los candidatos deben tener claridad de cómo hacerle frente a este tema y, en mi opinión, debe consistir en una agenda de seguridad que no esté supeditada a la voluntad del alcalde o alcaldesa mayor de turno. El nuevo mandatario de Colombia debe implementar una gerencia específica en los temas de seguridad de Bogotá, con mano firme, con investigación y hostigamiento al criminal”, dijo Amín.

Añadió, además, que Bogotá debe buscar la forma de eliminar ese clima favorable para que los delincuentes operen y comandar directamente la operación de la Fuerza Pública “ya que, como es el caso actual en la capital, la falta de coordinación y el ataque de la Alcaldesa a la Policía, ha desencadenado un desbordamiento de la inseguridad. Bogotá demanda una verdadera jefatura de Policía desde el poder que inviste al presidente como supremo comandante de las Fuerzas Militares”, finalizó diciendo.

Por su parte, Emel Rojas indicó que la próxima Casa de Nariño debe pensar en una estrategia de seguridad no solo para Bogotá, sino para la totalidad del país. “Debe ser prioritario. La seguridad debe ir primero. Lo segundo es la reactivación económica y lo tercero es la movilidad en Bogotá. Eso son los tres temas que deberá abordar cualquier candidato de cualquier partido y que en últimas todos van a tener. Lo que habrá que mirar son cuáles son las propuestas puntuales en cada uno de esos temas”.

Y el concejal del Partido Liberal, Samir Abisambra, dijo que en la agenda de candidatos para Bogotá se debe fortalecer la educación y el sistema educativo, “pues todos los problemas de seguridad que tenemos hoy son por falta de inversión en los jóvenes para que tengan alternativas de vida, sean autosostenibles y puedan aportar a la sociedad”.


Además lea: Este martes imputarán a empresario que atropelló a seis jóvenes


Reforma a la Policía

También en el componente de seguridad, la cabildante Susana Muhamad dijo que el próximo presidente deberá enfocarse en un cambio de política de seguridad como la que se ha venido dando entre el presidente Iván Duque y Claudia López.

El país debe pensar en “una política de seguridad completa, que no solo dependa de accione punitivas sino que, en conjunto con la alcaldesa, se intervengan las cadenas estratégicas del crimen ilícito y la gobernanza económica y social sobre las poblaciones que están entre la mafia y el abuso policial”. También es imperativa “una reforma de la Policía, especialmente atacando los patrones de abuso a los civiles y de corrupción, así como de bienestar y ascenso democrático de los oficiales”, precisó Muhamad.

En esto coincidió el concejal del Polo, Carlos Carrrillo, quien escuetamente dijo que otro de los temas que acapara las agendas es la reforma estructural a la Policía que, “espero yo, sea un tema de intenso debate en las elecciones parlamentarias y que también pasa por el resorte del Gobierno nacional”.

Por último a este respecto, el concejal Nelson Cubides llamó la atención sobre un hecho: al despuntar la pandemia, el grueso del espectro político se adelantó a pensar que la próxima agenda de gobierno estaría encabezada por la salud y la reactivación económica, pero por lo menos para el caso exclusivo de Bogotá, la crisis de seguridad alteró el orden en las prioridades.

“La pandemia cambió la agenda en Bogotá y ella hizo que pensáramos que la única prioridad era la salud y salvar vidas. Ahora, con la crisis económica y con la desatención que ha tenido la Alcaldía creando conflicto con la Policía, hoy tenemos una crisis sin precedentes en materia de seguridad y sin duda debe ser  una prioridad. Hoy cualquier candidato deberá tener en su agenda este tema. La seguridad está en crisis porque hubo un choque institucional en donde no hay confianza de que la supuesta jefa de la Policía tenga la capacidad de articularse con la institución”, refirió a este Medio Cubides.


Le puede interesar: Este martes el presidente Duque sanciona Ley de Inversión Social


Reactivación económica

Punto aparte, la concejal de Cambio Radical, Carolina Arbeláez, comenzó por decir que sin lugar a dudas la agenda de cualquier candidato debe sustentarse en una agenda social.

“La coyuntura de la pandemia generó un impacto social sin precedentes y cualquier candidato presidencial debe llegar a atenderla de manera prioritaria. Esta agenda debe pensar en empleo a los jóvenes y a las mujeres, que han sido los más afectados. Y por supuesto se debe atender también de manera prioritaria una agenda de seguridad. La atención a los problemas sociales incidirá en el mejoramiento de la seguridad, pero sin duda se necesita una estrategia de seguridad y sobre todo, una reforma a la rama judicial”, indicó.

En este sentido coincidió la cabildante de la coalición de Colombia Humana-UP-MAIS, Susana Muhamad, quien dijo que el primer tema deberá ser la superación de la pobreza y la pobreza extrema, con un programa de fomento del ingreso de las familias y la reactivación económica de las pequeñas empresas.

Movilidad y transporte público 

La concejal Muhamad, se refirió a la consolidación de un programa de movilidad que “aterrice a la realidad la ficción del programa de movilidad del Conpes, especialmente con respecto a la verdadera demanda, los costos y el modelo de urbanización de la Sabana de Bogotá”, finalizó diciendo.

Con relación a la movilidad, íntimamente relacionada con las grandes obras de infraestructura, el concejal Carlos Carrillo (Polo Democrático Alternativo) advirtió que “uno de los temas más importantes para incluir en la agenda del 2022 es el tema del transporte público en la ciudad de Bogotá. Los grandes proyectos, el 70% de los mismos, son financiados por el Gobierno nacional. Seguramente de parte del pacto histórico habrá, dentro de nuestro programa concertado, un énfasis en el metro subterráneo y en la red de metros que Bogotá necesita para su futuro”.

El concejal Abisambra resaltó que Bogotá es la ciudad que más plata pone, porcentualmente hablando, al PIB del país y es la que menos recibe. “El Ejecutivo debe aportarnos más en esa devolución para financiar las obras. Lo primero es buscar eso”, finalizó diciendo.

Medio ambiente y Región Metropolitana

Por último, la concejal Muhamad se refirió a una serie de temas que también deberán ser incorporados en cualquier agenda presidencial, tales como el saneamiento del río Bogotá, la propuesta de estudios y costeo de un programa de recirculación de agua, para no tener que construir Chingaza II y poder generar pactos regionales entre el Distrito, la Nación y la Orinoquía y la protección Ambiental de la Sabana de Bogotá e incentivos para su uso agrícola.

Y para terminar, el concejal Carlos Carrillo dijo con claridad que la Región Metropolitana pasará como una aplanadora “pero es un debate importante de cara a las presidenciales del 2022”.