Duque arremete contra el populismo y la demagogia

Europa Press

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha cargado este jueves contra el populismo y la demagogia y ha reclamado a Iberoamérica "avanzar de la mano" y ser "agudos" para entender que ambas tendencias son una "amenaza" que requiere "firmeza de la sociedad".

El mandatario ha profundizado en esta idea y, de cara a las elecciones presidenciales colombianas de mayo de 2022, ha mostrado su "certeza" de que el pueblo colombiano no se decantará por "ningún extremo", opción que "no conviene a Colombia ni a nadie". "El futuro está en el centro, en el extremo centro", ha hecho hincapié, aunque ha evitado mostrar su apoyo a ninguna precandidatura presidencial.

Durante una intervención en el Nueva Economía Fórum, el mandatario ha pedido el cese de los "debates anacrónicos" enfocados en la izquierda y la derecha para, en cambio, poner el foco en los "debates demagogos" que "prometen pan para hoy y hambre para mañana".

En este sentido, ha afirmado que las "consecuencias" de este discurso son observables en la "tragedia" sucedida en Venezuela, que ha considerado una nación "hermana" de Colombia, y ha defendido el emprendimiento y el apoyo a la iniciativa privada. "La única manera de alcanzar el progreso es defender a quien está dispuesto a invertir en quien da empleo", ha agregado.

DENUNCIA A LOS "REGÍMENES OPROBIOSOS"

Duque ha hecho un repaso por su mandato y ha destacado que su Administración ha denunciado a los "regímenes oprobiosos", grupo en el que ha incluido al Gobierno venezolano y los "estragos" del presidente, Nicolás Maduro. El mandatario ha insistido en que Venezuela es una "dictadura" antes de aludir a las conversaciones de paz que el 'chavismo' y la oposición mantienen en México.

"Tenemos que tener claro que el objetivo por el bien del pueblo venezolano, por el bien de millones de ciudadanos que están con angustia de recuperar su patria es que la solución sea una elección presidencial con detallada observación internacional", ha considerado, antes de remarcar que "cualquier decisión que perpetúe a la dictadura sólo traerá más tragedia".

A su vez, ha mencionado la puesta en marcha del Estatuto de Protección Temporal para Migrantes venezolanos como una de las medidas más importantes aprobadas por su Administración. En este contexto, ha sostenido que la política, que busca regular la situación de más de 1,8 millones de venezolanos para agosto de 2022, es "el hecho de paz más importante que se ha producido en América Latina en los últimos años".

Asimismo, Duque ha subrayado que los tres años de su mandato han estado plagados de "múltiples dificultades" y ha especificado la "crueldad" de la pandemia de COVID-19, aunque ha destacado algunas de las políticas puestas en marcha por su gobierno para paliar las dificultades que ha acarreado, como las transferencias monetarias libres para millones de familias.

Entre otros aspectos, el presidente colombiano también ha destacado la "política de paz cimentada" en los conceptos de "verdad, reparación, justicia y no repetición" de su Gobierno, "las mayores incautaciones de drogas en Colombia", "las tasas de homicidio más bajas en casi cuatro décadas en el país" y la reforma fiscal puesta en marcha para "dar confianza" al empresariado. "Esta Colombia está en marcha, seguimos enfrentando retos" ha agregado Duque, antes de aludir al papel que España ha tenido en la "transformación" del país latinoamericano.

"Esta transformación no sería posible sin España", ha recalcado, al tiempo que ha insistido en que es la nación de Europa que más invierte en Colombia. En este sentido, ha pedido más inversión y ha defendido que Colombia tiene "instituciones sólidas" y una "democracia con tradición histórica".

De forma paralela, ha expresado su voluntad de que la relación entre ambos países se "acelere", reivindicando la "historia y herencia" común de España y Colombia.