En vilo judicialización de conductor que mató a seis jóvenes en Santa Marta

Redes sociales

Por el delito de homicidio la Fiscalía General de la Nación emitió anoche una orden de captura contra Enrique Vives Caballero, el conductor ebrio implicado en el accidente que se registró en el sector conocido como Gaira, de la vía Santa Marta-Ciénaga, dejando un saldo de seis personas fallecidas y una gravemente herida.

Inicialmente el conductor de la camioneta, que manejaba bajo los efectos del alcohol, tuvo que ser intervenido en la clínica Perfect Body, donde le fue diagnosticado traumatismo facial leve, contusión en el labio superior, estado de ansiedad no especificado, insomnio, deshidratación moderada, gastritis, dolor abdominal y dorsalgia. Sin embargo, ayer fue trasladado hasta la clínica psiquiátrica Fusam donde fue recluido sorpresivamente.

Cabe destacar que, en una primera audiencia, la defensa del procesado explicó que no podía intervenir debido a que había tomado un medicamento y se encontraba en estado de reposo.

Respecto a esto, el abogado Alex Fernández explicó que en ningún momento se estaría planeando una estrategia dilatoria que pretendiera evadir su proceso ante las autoridades judiciales. “Estamos a la espera de un concepto médico para determinar cómo proceder en esta etapa de la audiencia”, manifestó en una entrevista a medios de comunicación.

Por su parte, la jueza Olmis Cotes, quien asumió la investigación del caso, se presentó en horas de la mañana de ayer a la clínica Perfect Body para escuchar la versión del personal médico sobre la condición actual de Vives y determinar las razones por las que fue trasladado a un centro psiquiátrico, aún cuando existía una orden judicial que prohibía hacerlo.

Según los médicos, el implicado del accidente salió del hospital por sus propios medios, sin firmar una autorización, tampoco realizó la cancelación del valor de los servicios prestados y estando en compañía de sus familiares. Siempre estuvo bajo vigilancia de miembros de la Policía Nacional.


Además lea: Atracaron a clientes de un restaurante en La Castellana


Cotes recibió la historia clínica de Vives y determinó que eximía de cualquier responsabilidad a esa entidad hospitalaria. Luego continuó su audiencia en la clínica psiquiátrica. Allí, junto con la procuradora Gloria Guzmán Duque, la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y los abogados de ambas partes, se evaluó la condición física y mental del sindicado.

Tras su inspección, la jueza esperará los resultados de la valoración médica que realizó el Instituto de Medicina Legal para así reanudar la audiencia de imputación de cargos.

Por su parte, la Policía de Santa Marta reveló el croquis del fatal accidente, donde muestra la condición en la que quedaron los cuerpos de los jóvenes tras ser impactados con la camioneta de Vives. Incluso se concluye que uno de los cuerpos habría sido arrastrado varios metros por el automotor que los embistió a gran velocidad.

Por otra parte, se conoció que Brian José Añez Faneite, el menor que sobrevivió al accidente, despertó tras estar tres días en observación en la Clínica Cehoca de Santa Marta. En un comunicado, la gerencia del hospital aseguró que el niño pudo abrazar a su padre cuando abrió los ojos. Asimismo, indicaron que le fueron retirando los elementos tecnológicos que utilizaron los médicos para la respiración del adolescente.

De otro lado, se conoció un video de una cámara de seguridad donde se observa a los jóvenes transitando de forma tranquila, minutos antes de que fueran impactados por el vehículo. De acuerdo con las primeras investigaciones, Vives se encontraba en alto estado de embriaguez.

Las familias de las víctimas estuvieron en las afueras del centro médico donde estaba recluido el conductor, donde manifestaron su repudio por la forma en la que se está llevando este caso ante las autoridades competentes. “Esto es una burla, se están pasando las normas por la faja”, manifestó uno de ellos.

Seguidamente, otro de los familiares criticó la forma en la que estarían ‘encubriendo’ a Vives para que no reconozca su autoría en el accidente. “Después de lo que pasó, no he dormido nada, aquí llevo casi cinco días sin dormir y mira todo lo que está pasando. Cuando estaba tomando y compartiendo no estaba loco, pero ahora sí lo quieren declarar loco”, señaló.