Indígenas reportan 314 contagios y 9 fallecidos por Covid-19

Foto Anadolu

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) reporta 314 casos positivos y nueve fallecimientos en 23 pueblos indígenas por el coronavirus (COVID-19).

Según el más reciente reporte de las autoridad indígena del país, los pueblos afectados por el virus son el Tikuna (45), Misak (28), Mokaná (17), Pastos (14), Uitoto (12), Cocama (6), Matapí (4), Embera (3), Wayuu (3), Yukpa (3), Cubeo (2), Ingas (2), Senú (2), Yucuna (2), Yanacona (2), Andoque (1), Bora (1), Curripaco (1), Jiw (1), Miraña (1), Sikuani (1), Tanimuca (1) y U’wa (1). 

Además, en 161 casos se está por establecer el pueblo indígena al que pertenecen. El informe también señala que hay 33 casos sospechosos de la comunidad Mokaná.

El último boletín registra un total de 321.169 familias indígenas en alerta por probabilidad de contagio, 3.132 familias menos que el reporte anterior.

Asimismo, el Sistema de Monitoreo Territorial (SMT) de la ONIC ha identificado 143 resguardos con comunidades en riesgo, sumando 85.549 familias al interior de resguardos (26.3%), 238.752 familias que habitan sus territorios ancestrales (73.7%), incluidas las 2.139 familias de las comunidades que se encuentran en ciudades de país.

La ONIC hace un llamado ingente para atender la situación de salud en al menos 12 departamentos colombianos para “evitar brotes incontrolables como los que padece el departamento del Amazonas”; así mismo a que se dote de los equipos necesarios de cuidados intensivos (UCI) a los municipios y departamentos con población indígena, “dado que en estos territorios el acceso a las UCI más cercanas se encuentran a más de 10 horas de distancia”.

La autoridad indígena colombiana ratificó el llamado urgente al Gobierno Nacional para que acate las recomendaciones realizadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre el “respeto al duelo” y la adopción de medidas específicas para los pueblos indígenas acorde con la cultura y respeto a los territorios.

La CIDH ha instado a los Estados a garantizar el derecho fundamental a la salud de los pueblos indígenas en el contexto de la pandemia, desde los enfoques de interculturalidad, género y solidaridad intergeneracional; tomando en cuenta los cuidados preventivos, las prácticas curativas y las medicinas tradicionales, con especial atención a la situación de los grupos en situación de mayor vulnerabilidad en relación con la pandemia, especialmente personas mayores y/o con condiciones preexistentes, en áreas distantes a centros de salud.

También ha solicitado realizar 10.000 pruebas rápidas en un corto plazo en los territorios indígenas estableciendo “criterios claros de priorización” en territorios en coordinación con las organizaciones indígenas donde se han presentado focos de contagio, territorios indígenas en zonas de frontera, entre otros.

Igualmente, piden adecuar de manera diferencial los lineamientos y protocolos para el manejo de los cuerpos de personas indígenas fallecidas a causa de la pandemia, “en consideración a la cosmovisión, usos, costumbres y concepción cultural de la muerte como retorno a la Madre Tierra” e investigar los casos denunciados por las autoridades indígenas del Pueblo Noman y del Pueblo Wayúu acerca de la “violación de su derecho al duelo” en casos relacionados con el fallecimiento de algunos de sus integrantes en estos tiempos de pandemia.

Y finalmente, la desagregación en los reportes periódicos del Instituto Nacional de Salud (INS) de datos con la variable étnica de los casos confirmados para pueblos indígenas, con el fin de tomar decisiones efectivas y culturalmente pertinentes que permitan contener esta pandemia.

Colombia reportó este jueves 643 nuevos casos de la nueva cepa de coronavirus, lo que eleva el número de contagios a 18.330 casos

Además, se registró el mayor número de muertos en un día por la enfermedad, con 22 nuevos decesos, con lo que la cifra de víctimas mortales asciende a 652.