Duque abre espacio de diálogo con sectores políticos y sociales

Foto Presidencia

Un espacio de diálogo con diferentes sectores políticos y sociales para promover soluciones a la crisis que atraviesa Colombia en medio de las protestas fue convocado ayer por el presidente Iván Duque en alocución radiotelevisada.

Ese diálogo arranca hoy mismo, anunció el mandatario, “con toda la institucionalidad de nuestro país, donde esperamos que, con las Cortes, los entes de control, la Fiscalía, los presidentes de Senado y Cámara, y también representantes de la sociedad civil, los gobernadores, alcaldes y las asociaciones que los reúnen, incluyendo también al sector privado y a quienes están en las juntas de acción comunal, entre otros, a que empecemos esta defensa clara de los valores que debemos tener siempre como colombianos y, en este proceso, que es siempre abierto a escuchar, actuar rápidamente en beneficio de todos”.

El espacio será “para escuchar a la ciudadanía y construir soluciones, orientado a estos propósitos, en los cuales no deben mediar diferencias ideológicas sino nuestro más profundo patriotismo”.

El objetivo del diálogo es, precisó, “rechazar la violencia en todas sus formas, acelerar el plan nacional de vacunación masiva, asegurar los recursos para garantizar la continuidad de los programas sociales y la protección de los más vulnerables y, por supuesto, repotenciar la reactivación económica de las ciudades, de los departamentos, de los municipios, desarrollando iniciativas adicionales para generar más empleos para nuestra juventud, las mujeres y la población informal”.

“Los resultados de este espacio se traducirán en iniciativas que podamos articular rápidamente Gobierno nacional y gobiernos locales”, expresó.

A Cali

El presidente Duque anunció la designación de una comisión que se desplazó ayer mismo a Cali para tomar “las medidas de acompañamiento necesarias para seguir protegiendo derechos fundamentales de la ciudadanía, establecer nuevos canales de comunicación con los diversos sectores sociales y articular integralmente la respuesta del Estado a la situación que vive la ciudad y el departamento, en especial la garantía de abastecimiento de alimentos y servicios públicos”.


Le puede interesar: Minhacienda retira la tributaria de Congreso


La comisión quedó integrada por el ministro del Interior, Daniel Palacios, las directoras del Departamento de Prosperidad Social, Susana Correa, y del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Lina María Arbeláez, así como por las consejeras para los Derechos Humanos, Nancy Patricia Gutiérrez, y para las Regiones, Ana María Palau.

“Como Presidente, he estado siempre abierto al diálogo, a escuchar y a actuar, como lo hemos hecho siempre, alcanzando resultados normativos y de acción ejecutiva”, expresó Duque, manifestando su aspiración de que “con los alcaldes y gobernadores, construiremos espacios para escuchar y trabajar con nuestros jóvenes, incluyendo el proceso de elección de los Consejos de Juventud, para que tengan una institucionalidad representativa donde expresen su voz y construyan las políticas públicas”.

El presidente Duque destacó que “este es el momento de luchar unidos contra la violencia, de sancionar ejemplarmente a los criminales que han articulado acciones contra la ciudadanía, de salir fortalecidos de esta pandemia y de edificar una sociedad donde brille la equidad”.

Violencia

En su alocución Duque señaló que a la Fuerza Pública se le exige el “mayor rigor en el cumplimiento de su misión constitucional y la observancia de todas las obligaciones de garantía y del respeto, que ellas mismas llevan en su corazón, frente a los derechos humanos, conforme a los instrumentos internacionales”.

“Cómo Presidente de la República y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, si se llega a presentar una actuación fuera del marco de la Constitución, que afecte los derechos de las personas, como lo he hecho siempre, no lo aceptaré de ninguna manera. Como corresponde en el Estado de Derecho, impulsaremos las investigaciones, internas y con los organismos de control. Pero debemos ser claros: a quienes trabajan por la seguridad de los colombianos, todo el respaldo y, al mismo tiempo, toda la exigencia. Así es que ellos le sirven a nuestra sociedad”.

Pero también expresó Duque que “el Gobierno de Colombia no tolera hoy, como no lo ha hecho en el pasado, ningún tipo de violencia y, con mayor vehemencia, rechaza la violencia que se escuda en justificaciones políticas. En nuestra democracia se puede alzar la voz, pero no se puede empuñar un arma para acallarla”.

Consideró el mandatario que “en los últimos días hemos visto distintas caras de nuestra sociedad. Hemos visto a quienes pacíficamente expresan su descontento, hemos visto a quienes día a día expresan su optimismo y ganas de salir adelante, generando empleo, trabajando con amor. También, tristemente, hemos visto a unos pocos desadaptados que han apelado al vandalismo, al terrorismo y a la violencia irracional para arrebatar la tranquilidad; ellos, con su violencia, han pretendido desabastecer ciudades, dejar sin trabajo a miles de personas, destruir sistemas de transporte público y, lo que es aún peor, causar pobreza y amenazar la salud pública”.


Además lea: Mindefensa: 579 policías lesionados y 3 estaciones atacadas


Diálogo

Didier Tavera, director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos (FND), invitó “a los gobernadores para que se sumen al diálogo y desde su liderazgo departamental recojan el sentimiento y las voces de sus comunidades”, anotando que desde esa agremiación “el llamado es a trabajar unidos en este consenso nacional”.

Precisamente más temprano Tavera y el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, presidente de la FND, le habían manifestado a Duque la intensión de los mandatarios seccionales de sumarse “al llamado que usted ha hecho para generar un gran diálogo nacional, que incluya a todos los sectores y que permita hallar una solución estructural a las necesidades que hoy reclaman los territorios y la ciudadanía”.

Para el exministro Juan Carlos Pinzón “un acuerdo nacional que incluya a todos los sectores y líderes” debe partir de cuatro puntos, empezando por decir “no a violencia y crimen”, siguiendo con “asignación de recursos para atender pobreza y programas de equidad social”, para luego plantear un “plan de reactivación que genere empleos con énfasis en jóvenes y mujeres” y “acelerar vacunación”.

En la plenaria del Senado, Efraín Cepeda, del Partido Conservador, señaló que “nuestro llamado a todas las partes es a iniciar un gran diálogo nacional que busque unos acuerdos mínimos que conduzcan a mejorar la gobernabilidad y a fortalecer las instituciones, llamado que también han hecho otras fuerzas políticas. Apoyamos sin reticencias esa propuesta”.

Por su parte, el exalcalde Federico Gutiérrez consideró que “aceptar el llamado al diálogo ciudadano es lo más sensato y responsable que podemos hacer quienes amamos a Colombia”, agregando que aceptaba la convocatoria de Duque “a proponer soluciones en una discusión amplia con todos los sectores de la sociedad. Diferencias sí, violencia no”.

En cambio, el exgobernador Sergio Fajardo trinó: “¿Discurso del presidente? Cero empatía. Si no escucha es imposible dialogar. En resumen: no dijo nada. Seguimos sin norte”.

También en senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, se preguntó: “¿Mesa nacional de diálogo, otro blábláblá, mientras preparan la nueva reforma tributaria?”.

Entre tanto, el Ministerio Público se pronunció. En primer lugar, la Procuraduría hizo “un llamado a los colombianos, a deponer odios y violencia y resolver juntos la situación de orden público para que el país se pueda concentrar en enfrentar la crisis sanitaria y económica más importante en los últimos 100 años”; además, la Defensoría del Pueblo exhortó “a los alcaldes y gobernadores del país a liderar diálogos encaminados a garantizar el orden público en sus territorios, teniendo en cuenta la protección de los derechos humanos de sus poblaciones como gran prioridad, contribuyendo a reducir las acciones violentas”.